Un pronóstico optimista para el precio de bitcoin estima que, si los gobiernos lo permiten, su cotización subirá a 500.000 o 1 millón de dólares. Esta es una de las teorías que planteó Carlos Maslatón, el tesorero de la plataforma Xapo, una de las billeteras virtuales y exchanges más grandes del mundo, abogado financiero célebre por su perspectiva alcista de la moneda virtual.

En el marco del Bitcoinday, que tuvo lugar en Buenos Aires el pasado 5 de abril, y en diálogo con Cripto247, Maslatón aseguró que el próximo evento es una salida al alza y analizó posibles escenarios en la esfera de las criptodivisas. Advirtió sobre las amenazas ante la acción unilateral que pueden llegar a tomar los gobiernos con el dinero fiat e insistió, sin embargo, en la necesidad de lograr marcos legales claros.

"Lo que yo interpreto es que este momento de debilidad que presenta bitcoin, que desde diciembre hasta ahora cayó de USD 19.600 hasta USD 6.000, la lectura que hago de este gráfico es que esto es lo que se llama una correción en términos del mercado", dijo Maslatón.

"Si la bajada tiene una estructura correctiva, el próximo evento es una salida al alza, porque el mercado viene de abajo. El mercado viene de 157 dólares, que los tocó en enero del año 2015, y después en diciembre 17 del año 2017 tocó USD 19.600. Esa estructura de subida es lo que se llama técnicamente un impulso, y esta bajada de USD 19.600 a USD 6.000 tiene estructura correctiva. El próximo evento es una subida a nuevos máximos, arriba de USD 20.000 y mucho más, muchas veces más de lo que ya vimos".

Sin embargo, pese a su optimismo, Maslatón advirtió sobre las amenazas de dos medidas gubernamentales con el potencial de interrumpir el impulso alcista de bitcoin indefinidamente. "Qué pasa por ejemplo si el día de mañana todos los estados del mundo al mismo tiempo dicen, 'por mi sistema bancario no se procesa ninguna transacción Bitcoin'?", planteó Maslatón.

Si eso sucediera, explicó el abogado y analista técnico de mercados financieros, entonces los usuarios de bitcoin no tendrían otra alternativa que comprar bitcoin en efectivo, lo cual restringiría al mercado a transacciones de valor significativamente menores a los que se pueden realizar a través de transferencias bancarias, "con el agravante de que siempre queda oscuro el origen de los fondos o la transacción en sí misma, lo cual no es bueno para el mundo bitcoin", dijo.

Aunque es la más improbable, la segunda y mayor amenaza que planteó Maslatón, es que se repita un escenario parecido al de la situación del oro entre 1934 y 1971.

“Lo que puede ocurrir también -siempre jugando con la especulación política, financiera y legal- es que los países del mundo quiten el circulante de circulación. Es decir, los billetes y monedas no existen más: ‘A partir de cierta fecha todos los habitantes de este país tienen que depositar sus monedas de metal y sus billetes de papel en cuentas y van a tener depósitos. Los emprendedores van a poder girar y gastar contra ese depósito’. Y ahí viene la segunda apretada: ‘no acepto ninguna transacción bitcoin’, con lo cual bitcoin se torna inconvertible, algo parecido a lo que pasó con el oro entre el año 1934 y 1971”, explicó Maslatón.

Sin embargo, al contrario de lo que se cree, el tesorero de Xapo insiste en que la empresa busca activamente un marco regulatorio "con los stándares anti-lavado de dinero más elevados que haya en el mundo". De hecho, Maslatón aseguró que en un futuro cercano, "los que están en la informalidad no van a poder seguir operando".

"Creo que la única compatibilización posible que puede llegar a tener el mundo Bitcoin es siguiendo esta regla e inclusive colocándose por arriba de los estándares bancarios", dijo Maslatón, agregando que lo importante es "que bitcoin tenga precio medido en las monedas principales del mundo y en las que no son principales que flote".

Si bien Maslatón reconoce las tensiones que rodean al asunto, insistió en que "es importante apoyar la compatibilización con el sistema tradicional y no al ataque directo y la agresión".