El Ministerio de Salud informó este domingo que las últimas 24 horas hubo 774 contagios nuevos y que fallecieron 16 personas. Los nuevos datos mostraron que la cantidad total de infectados desde que comenzó la pandemia es de 22.794 y que el total de fallecidos es de 664.

Desde el último reporte emitido, se registraron 8 nuevas muertes. Cinco hombres, cuatro de 71, 85, 56 y 65 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; uno residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); y tres mujeres de 84, 69 y 73 años, residentes en la provincia de Buenos Aires. Al momento la cantidad de personas fallecidas es 664.

Del total de casos confirmados en las últimas 24 horas, 375 son de la provincia de Buenos Aires, 359 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 18 de Chaco, 10 de Río Negro, 5 de Chubut, 3 de Misiones, 2 de Entre Ríos, 1 de La Rioja y 1 de Salta.

Por la mañana la cartera que conduce Ginés González García dio a conocer que hubo 8 muertes. Se trata de siete mujeres, tres de 79, 82 y 88 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); una de 82 años, residente en la provincia de Chaco; una de 52 años, residente en la provincia de La Rioja; y dos de 52 y 78 años, residentes en la provincia de Buenos Aires. La restante es un hombre de 61 años, residente en la provincia de Río Negro.

La edad media de las personas fallecidas por coronavirus en Argentina es de 75 años, la tasa de letalidad se mantiene alrededor del 2,9% y la tasa de mortalidad es de 14,4 casos cada millón de habitantes.

Del total de casos 983 (4,5%) son importados, 9.219 (41,9%) son contactos estrechos de casos confirmados, 8.141 (37,7%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica. Ayer fueron realizadas 4.635 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 193.923 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 4.273 muestras por millón de habitantes.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementará desde el lunes próximo un esquema de apertura de actividades que prevé la habilitación de locales barriales de venta de ropa y calzado, que se sumaran al resto de las actividades comerciales ya habilitadas.

El esquema se pondrá en marcha en el contexto de una “cuarentena protocolizada” en la que pueden darse “avances o retrocesos” según el incremento de contagios de coronavirus. Según informó el titular de Ejecutivo porteño en una conferencia de prensa luego del encuentro, la Ciudad implementará nuevas medidas tendientes a la reactivación de algunas actividades.

Por otra parte, este domingo el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, cuestionó con dureza la decisión del Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de flexibilizar la cuarentena en la Capital Federal, lo que implica un aumento en la circulación del AMBA y podría aumentar los contagios de coronavirus en los municipios del conurbano bonaerense.

“Larreta está siendo presionado permanentemente por un sector del PRO que quiere que esta cuarentena se abra, que esta política de cuidado a la sociedad no se siga profundizando. Está tironeado y no puede tomar una definición concreta. Por un lado dice una cosa y por otro, hace otra cosa”, indicó el funcionario del gobierno que conduce Axel Kicillof.

Berni consideró que cada uno “es responsable territorialmente de las decisiones que toma" y destacó que no ve a la Ciudad de Buenos Aires “totalmente alineado con la política del Gobierno”. “Por un lado dicen una cosa y por otro hacen otra”, afirmó. En esa misma línea, agregó: “Debería tomar decisiones mucho más profundas acompañando al gobierno nacional. Lo está acompañando pero de manera tibia. Y no es momento de decisiones tibias. Se es blanco o se es negro”.

Seguí leyendo