Mucha venta de lana y peluquerías llenas: así fue la prueba piloto en Mar del Plata para levantar la cuarentena

La ciudad balnearia cumplió la primera jornada de apertura de comercios a la calle y peluquerías que anunció el jueves pasado su intendente, Guillermo Montenegro. Hubo alegría en la mayor parte de los comerciantes, que según dijeron se habían quedado sin ahorros. El cumplimiento de los protocolos fue alto: plazas y playas estuvieron desiertas

Los comercios debieron seguir un protocolo para abrir sus puertas. Entre otras cosas, los trabajadores debían responder un cuestionario donde se verifique su estado de salud y el de su familia (Christian Heit)
Los comercios debieron seguir un protocolo para abrir sus puertas. Entre otras cosas, los trabajadores debían responder un cuestionario donde se verifique su estado de salud y el de su familia (Christian Heit)

“Me quedé sin ahorros”, fue lo primero que dijo Lucas, comerciante de la calle Güemes de Mar del Plata, cuando Infobae lo consultó sobre la prueba piloto de la apertura de los comercios minoristas. Y después, con una sonrisa, agregó: “puse un sistema de turnos y tuvimos una gran respuesta, estamos con buenas expectativas”.

“La gente entendió la responsabilidad con la que se tenía que tomar esta prueba”. Ese es el primer balance oficial que hacen de esta experiencia de apertura en la ciudad balnearia. Así lo confió a Infobae el secretario de seguridad de General Pueyrredón, Darío Oroquieta, que fue uno de los encargados de la estrategia de control que le pidió el intendente, Guillermo Montenegro.

La ciudad de Mar del Plata se transformó en foco de la noticia nacional desde el jueves, cuando, desde la autoridades municipales, se anunció la realización de una prueba piloto de apertura de comercios minoristas durante el fin de semana.

El viernes 8, durante 15 minutos, la ciudad no tuvo enfermos por coronavirus. Por la tarde se confirmó el caso positivo de una enfermera de la Clínica del Niño. Un total de siete personas allegadas están en estudio. En tanto, la mujer de 30 años, está desde ayer a la noche está en internación extrahospitalaria.

Empleadas de un comercio pegan una banda amarilla en el suelo para indicar hasta dónde se podían acercar los clientes, que entrarían en turnos (Christian Heit)
Empleadas de un comercio pegan una banda amarilla en el suelo para indicar hasta dónde se podían acercar los clientes, que entrarían en turnos (Christian Heit)

Desde el 10 de marzo al 9 de mayo al mediodía, 467 personas fueron testeadas, de las cuales 442 fueron desestimadas, 7 continúan en estudio y 18 fueron confirmadas. De las personas tratadas por Covid 19, 15 están recuperadas de la infección, 2 han fallecido y una está en tratamiento.

Con más de 500 mil habitantes (número de corte por el gobierno nacional para ser tajantes con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) y sin circulación social de Covid-19, Mardel fue el ratón de laboratorio de las grandes urbes para recuperar una “relativa normalidad”.

“No es para salir a pasear, es para reactivar la actividad comercial” explicó el jefe comunal, que agregó en el anuncio que “no me va a temblar el pulso para volver atrás la medida si vemos que no se respeta lo que pedimos”.

Desde las 9 y hasta las 17 de este sábado y domingo, los locales de todos los rubros que dan a la calle abrirán sus puertas. Llevan adelante un estricto protocolo impuesto por el municipio, en el que se establece la cantidad de personas que pueden ingresar al comercio, la utilización de trapos con lavandina en las puertas de acceso, la obligatoriedad del uso de tapabocas y la implementación de suministrar alcohol al 70% en las manos de los clientes, es la reglamentación que les cabe a todos.

Según el protocolo que envió la Municipalidad de General Pueyrredón, quienes atendían no podían hacerlo con anillos, ni pulseras, y tenían que llevar el pelo recogido (Christian Heit)
Según el protocolo que envió la Municipalidad de General Pueyrredón, quienes atendían no podían hacerlo con anillos, ni pulseras, y tenían que llevar el pelo recogido (Christian Heit)

Como si fuera poco, los locales de venta de indumentaria se deben enfrentar a la difícil tarea de vender las prendas con la imposibilidad de que el comprador se las pueda probar. Pero es mejor que nada.

“Estamos viendo más movimiento desde el mediodía de ayer” contó Eduardo a Infobae, dueño de una panadería con café ubicada en el microcentro de la ciudad balnearia. “Imaginamos que fue porque los dueños y empleados de los comercios se acercaron a poner en condiciones los locales para lo que va a pasar hoy” dijo Eduardo y agregó “Estamos vendiendo un 10% de lo normal, estamos al limite. Esperemos que esta idea funcione y reactive” aseguró.

Con mucha lentitud y timidez, desde el sábado temprano el centro de Mar del Plata fue levantando las persianas, en algunos casos hasta media hora más tarde del horario permitido, pero al ser un lugar de tránsito de pasajeros del transporte público era comprensible que ese centro comercial a cielo abierto demorara su apertura.

“No tenemos miedo, tenemos cuidado” contó Silvana, propietaria de una juguetería con 50 años de trayectoria en la ciudad. “Hay necesidad de abrir, pero también una gran incertidumbre” comentó la comerciante, y explicó que “vamos a tener la tarea complicada de que no toquen los juguetes, pero queremos que vengan los mayores con los menores para que puedan hacer algo distinto”.

Las veredas de los comercios lucieron bandas para indicar el lugar en que los clientes debían esperar, para evitar acercamientos (Christian Heit)
Las veredas de los comercios lucieron bandas para indicar el lugar en que los clientes debían esperar, para evitar acercamientos (Christian Heit)

Hace rato que Mar del Plata dejó de ser una ciudad de verano, y con más de 700 mil habitantes, tiene varios centros comerciales diseminados en ella. El desafío de control de los sectores será una de las principales pruebas.

Con turnos estipulados, los trabajadores municipales, policía bonaerense, funcionarios políticos y hasta concejales oficialistas están caminando las calles y observando los espacios públicos para que se respete la norma de la experiencia piloto. “La iniciativa es comercial y no de esparcimiento” repiten y machacan desde el municipio, por eso ponen todas las fichas al control, sobre todo en los puntos mercantiles claves como Peatonal, San Juan y el Güemes.

En estos dos últimos se tomó la decisión de peatonalizar las calles para que sea más amplio el espacio utilizados por los compradores para desplazarse y hacer las colas de los ingresos a los comercios.

“Desde la Muni nos vinieron a traer los carteles indicadores de las medidas y nos explicaron que le digamos a los clientes que las filas se hace en la calle, para que las veredas queden libres de circulación” confió Gustavo, dueño de una tienda histórica de la calle San Juan y agregó con esperanza que “la expectativa es buena, tuvimos movimiento desde que abrimos y apenas llevamos una hora de atención”.

El protocolo marplatense para las peluquerías indica que los clientes " deberán descontaminar su calzado al ingresar mediante una alfombra ubicada en la entrada del local; esta deberá estar humedecida en una solución desinfectante, Ej.: dilución de Hipoclorito de sodio al 5% para la refriega de la suela de los zapatos Se deberá solicitar la desinfección de sus manos proporcionando un lavado con agua caliente y jabón, y/o alcohol en gel. Y habrá que evitar el contacto físico con el cliente (Christian Heit)
El protocolo marplatense para las peluquerías indica que los clientes " deberán descontaminar su calzado al ingresar mediante una alfombra ubicada en la entrada del local; esta deberá estar humedecida en una solución desinfectante, Ej.: dilución de Hipoclorito de sodio al 5% para la refriega de la suela de los zapatos Se deberá solicitar la desinfección de sus manos proporcionando un lavado con agua caliente y jabón, y/o alcohol en gel. Y habrá que evitar el contacto físico con el cliente (Christian Heit)

Cada rubro tiene su problemática, Anabela -vendedora de una marroquinería- confió: “no sabemos a quién le vamos a vender todo esto” mientras señalaba la mercadería y montaba la vidriera. “¿Valijas? la gente no puede viajar; ¿bolsos? no se puede ir al gimnasio; ¿mochilas? los chicos no pueden ir al colegio” explicó en un tono casi desolador en la puerta de un local que hace 70 años se dedica a este rubro.

Muy distinta es la situación de las peluquerías. “Tenemos los turnos tomados de hoy y mañana, uno cada 40 minutos, porque sólo cortamos caballeros” explicó Sandro que confesó “llegué con el límite, no tenía ya de donde sacar para vivir, estoy muy feliz y espero que dure”.

Susana, una estilista de muchos años en la ciudad de Mar del Plata, definió el día de hoy como “el día cero, el mejor día”.

“Estuvo todo fantástico, pudimos atender cuatro clientes al mismo tiempo por el espacio del local y fuimos muy estrictos con el protocolo que se nos suministró el municipio, con turnos de atención espaciados” agregó la peluquera, y agradeció el control de los inspectores a primera hora de la mañana. “Nos dio la tranquilidad de que hicimos bien las cosas”.

El distanciamiento social en las filas para ingresar a los comercios es uno de los pilares que tiene la prevención contra el Covid-19 (Christian Heit)
El distanciamiento social en las filas para ingresar a los comercios es uno de los pilares que tiene la prevención contra el Covid-19 (Christian Heit)

Natalia, clienta de una peluquería céntrica, confió “Estaba desesperada por sacar turno, estuve tres horas y hasta que no me fui no entro otra clienta”. Y celebró la movida: “Me hicieron cumplir con todo lo necesario y lo que más me gustó es que me cobraron los mismo que antes de la cuarentena”.

La lentitud de arranque se fue corrigiendo y para el mediodía ya se veía mucho más movimiento, pero con mucha prudencia. También se veían marplatenses de compras, algo vital en el análisis de esta prueba piloto.

“Necesitábamos comprarle ropa a nuestros hijos varones” dijeron Laura y Anabela con bolsas en las manos. “Ropa deportiva, un jogging, para que estén cómodos en casa, los que tenían no daba mas y ya les quedaba chica” explicó una de las compradoras, que además agregó “muy bien como nos trataron en el local, todas las medidas y además compramos muy barato”.

Las postales de los centros comerciales eran diversas según los rubros. Las casas de lanas, ventas de telas y mercerías fueron los que más gente acumularon en sus filas ordenadas y con distanciamiento. “Vine a comprar lana porque cuando tejo el tiempo se me pasa más rápido y mis nietos van a tener algunos regalitos extras” expresó María, que salió del local feliz con su compra y, si bien todo este tipo de locales había establecido venta por canales virtuales, el movimiento hasta hoy había sido casi nulo.

Las peluquerías tuvieron un protocolo especial. Los clientes deberán tomar turno vía telefónica, whatsapp ointernet. Dichos turnos deberán ser dados con el tiempo suficiente para evitar la acumulación degente. Se deberá llevar y archivar el listado de clientes atendidos en el día (con nombre, apellido y número telefónico), para ser localizados en ocasión de contar con un caso sospechoso en el local el día de su atención. No podrá haber más de 2 personas dentro del local. En caso contrario los demás deberán esperar su turno fuera del establecimiento o volver mástarde (Christian Heit)
Las peluquerías tuvieron un protocolo especial. Los clientes deberán tomar turno vía telefónica, whatsapp ointernet. Dichos turnos deberán ser dados con el tiempo suficiente para evitar la acumulación degente. Se deberá llevar y archivar el listado de clientes atendidos en el día (con nombre, apellido y número telefónico), para ser localizados en ocasión de contar con un caso sospechoso en el local el día de su atención. No podrá haber más de 2 personas dentro del local. En caso contrario los demás deberán esperar su turno fuera del establecimiento o volver mástarde (Christian Heit)

La mayoría de los que caminaban por las calles comerciales iban en búsqueda de algo específico. Mariano, con una bolsa de una juguetería, contó que compró un regalo para su sobrino de 12 años. Claudia eligió vía web un producto de un laboratorio fotográfico y lo fue a buscar. “Ya me lo tenían preparado y no tardé nada”, contó. Y por último, Estela compró un par de botas y libros de cuentos para sus nietos.

Otro de los grandes desafíos a los que se enfrentaba Mar del Plata era que esta medida no sea tomada como una actividad de paseo o recreativa. La invitación a que salgan a comprar y sólo a eso siempre fue muy clara. Hasta los mismo comerciantes en sus redes sociales realizaban un pedido estricto para que esta reglamentación sea respetada y no se perdiera esta oportunidad.

Ante la posibilidad de un posible desborde, el intendente Montenegro dispuso la presencia preventiva de personal municipal para evitar cualquier tipo de violación del aislamiento.

“Con personal propio y de la policía establecimos puestos en playas y plazas para que la gente entienda que lo del aislamiento va en serio” contó Oroquieta en diálogo con este medio y agregó “el balance hasta el momento es muy bueno y no tuvimos que actuar para infraccionar a nadie en los espacios públicos”.

Para atender al público, quienes lo hacen deben conservar la distancia de 1,5 metros y se recomienda contar con algún elemento que la delimite (vidrio, acrílico, etc.). Además, se indica limpiarse con gel desinfectante cada vez que se intercambie algún objeto. (Christian Heit)
Para atender al público, quienes lo hacen deben conservar la distancia de 1,5 metros y se recomienda contar con algún elemento que la delimite (vidrio, acrílico, etc.). Además, se indica limpiarse con gel desinfectante cada vez que se intercambie algún objeto. (Christian Heit)

La evaluación de la medida continuará durante todo el fin de semana y luego se conocerá qué continuidad tendrá a futuro, pero los controles y los protocolos no son la única preocupación del gobierno marplatense: el transporte público es una pieza clave para evitar el contagio.

“El monitoreo es constante, todos los días se revisa la cantidad de cortes de boletos y los horarios pico de mayor cantidad de pasajeros para revisar las frecuencias” aseguraron fuentes del área de transporte local para prevenir la aglomeración de gente en los colectivos.

A la hora de seguir conociendo la experiencia de la prueba piloto, Juan Pablo, propietario de 6 locales de una marca de tejidos clásica de La Feliz, explicó que entiende la medida y que es “un buen termómetro para probar el movimiento”, aunque aclaró que no tiene claro cuál será la expectativa comercial de esta prueba. “Valoro mucho el trabajo de todos para que se pueda llevar esto adelante, nuestros empleados nos pedían venir a trabajar, estamos todos tirando para el mismo lado” confió el empresario textil.

La policía estableció un sistema de vallado a partir de las 9 de la mañana en las calles San Juan y Güemes para hacerlas peatonales y facilitar el distanciamiento social (Christian Heit)
La policía estableció un sistema de vallado a partir de las 9 de la mañana en las calles San Juan y Güemes para hacerlas peatonales y facilitar el distanciamiento social (Christian Heit)

Juan Carlos y Juan Manuel, dos comerciantes de calle Güemes, vivían con ilusión la jornada en una de las esquina del centro comercial. Metro y medio mediante le explicaron a Infobae: “Ya nos realizaron los controles desde inspección del municipio para que esté funcionando todo en regla, nos parece muy bien”.

En el protocolo se piden cosas simples pero muy exhaustivas.

Para la limpieza de los comercios se recomendó utilizar la técnica del doble balde y doble trapo, como se hace habitualmente en los establecimientos hospitalarios (Christian Heit)
Para la limpieza de los comercios se recomendó utilizar la técnica del doble balde y doble trapo, como se hace habitualmente en los establecimientos hospitalarios (Christian Heit)

A este listado, desde el municipio realizan las siguientes recomendaciones, en el caso de ser posibles.

A punto de terminar la primera jornada, el intendente Guillermo Montenegro destacó “el respeto y la responsabilidad de todos los comerciantes y de cada vecino en esta primera jornada de la prueba piloto, porque vimos que lo tomaron con mucha seriedad, como lo hicieron hasta ahora. Ese comportamiento fue el que nos permitió tener la situación epidemiológica actual, y nos habilitó a tomar esta decisión para reactivar de a poco la economía local”.

Una de las principales indicaciones para flexibilizar la cuarentena en el municipio de General Pueyrredon fue que no se hacía para recreación, sino para reactivar la actividad comercial. Por eso las playas lucieron vacías pese al día soleado (Christian Heit)
Una de las principales indicaciones para flexibilizar la cuarentena en el municipio de General Pueyrredon fue que no se hacía para recreación, sino para reactivar la actividad comercial. Por eso las playas lucieron vacías pese al día soleado (Christian Heit)

Y añadió: “Vimos que los comerciantes respetaron los protocolos, y los vecinos también. Más allá de los controles que podamos realizar como municipio, es importante en esta etapa la responsabilidad individual. La idea es comenzar a reactivar la economía de nuestra ciudad, porque los comerciantes son uno de los sectores más golpeados por las consecuencias de esta pandemia. Esto no es para esparcimiento, porque no son vacaciones, no queremos que salgan a pasear".

Por último, sostuvo que “veremos cómo se desarrolla la jornada del domingo y luego evaluaremos los pasos a seguir. Toda decisión que tomemos será pensando en la salud de los marplatenses. Pudimos hacer esta prueba piloto por la responsabilidad que tuvimos hasta el momento, es fundamental que sigamos siendo responsables”.

Seguí leyendo:



Últimas Noticias