Derrumbes dejaron sin transporte público a dos barrios en Medellín : mototaxistas son la única opción

Los conductores de mototaxi de Manrique navegan diariamente entre lodo y aceite en peligrosas condiciones provocadas por las lluvias y el mal estado de las vías

Guardar

Nuevo

Habitantes de Manrique exigen atención urgente de la Alcaldía por vías en mal estado - Colprensa
Habitantes de Manrique exigen atención urgente de la Alcaldía por vías en mal estado - Colprensa

Un verdadero calvario están viviendo los residentes de Manrique, comuna 3 de Medellín, luego del derrumbe que inhabilitó una de sus vías de acceso, pues ahora deben hacer maromas para poder llegar a sus viviendas.

Los barrios que han resultado más afectados son La Cruz y La Honda, pues desde hace varias semanas las fuertes lluvias provocaron desprendimientos de tierra en la zona montañosa de la comuna.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

El sedimento de tierra ha impedido el paso de los buses del metro y de Cootracovi, por lo que se ha fortalecido otra modalidad de transporte que estaría afectando el bolsillo de los habitantes del sector.

De hecho, los residentes de estos barrios ahora ven como su única opción transitar estas vías peligrosas en mototaxis que, con el tiempo, se las han ingeniado para formar su propio sistema de viaje y hasta la frecuencia para transitar en medio de escombros, desechos de combustible y el tráfico pesado que hay en la comuna.

Los derrumbes también han generado pánico en los habitantes por el riesgo de afectar sus viviendas - crédito X
Los derrumbes también han generado pánico en los habitantes por el riesgo de afectar sus viviendas - crédito X

Es una situación que se ha venido presentando hace cinco años, pero con el aumento de buses y volquetas por los depósitos cercanos, la vía se ha perjudicado”, comentó a El Colombiano Andrés Montoya Velásquez, conductor de mototaxi.

El negocio ya está formado gracias a la inacción de la Alcaldía de Medellín. El sistema de transporte público solo llega hasta la UVA, por lo que en este punto ya están esperando los mototaxistas para emprender el peligroso recorrido, pues la inestabilidad del terreno y la falta de canalización de aguas hace que se presenten desprendimientos de tierra constantes.

Además, las volquetas deben coordinarse constantemente para evitar encontrarse en pleno ascenso o descenso de las lomas. Este procedimiento se lleva a cabo por medio de llamadas telefónicas entre los conductores.

Montoya también mencionó que los martes y viernes el tránsito es aún más complicado. “La subida es más difícil porque el carro de basura pasa en plena hora pico, entre las 5 y 6 de la tarde, lo que genera tacos de hasta una hora”.

La comunidad de la comuna 3 de Medellín clama por una solución definitiva ante los derrumbes que llevan cinco años complicando su movilidad y seguridad - crédito Cortesía de Booking
La comunidad de la comuna 3 de Medellín clama por una solución definitiva ante los derrumbes que llevan cinco años complicando su movilidad y seguridad - crédito Cortesía de Booking

En el área de La Honda, el deterioro del pavimento con grietas considerables también ha impedido el paso del transporte público y hasta de los camiones de basura, llevando a los habitantes a tomar tramos alternos para desplazarse. Además, durante dos meses el material rocoso ha invadido la calzada de la vía La Cruz, complicando aún más la situación.

Sin embargo, para estos conductores, la situación también conlleva altos riesgos debido a las condiciones del terreno. “El lodo, el Acpm y las lluvias constantes hacen peligroso el trabajo”, indicó Montoya.

Por su parte, la comunidad ha expresado su preocupación por el continuo riesgo que representan estos desprendimientos para sus viviendas, situadas justo debajo de las zonas afectadas, que ha empeorado con el incremento de lluvias, intensificando la probabilidad de nuevos derrumbes.

Los mototaxistas y residentes esperan con ansias una respuesta eficaz por parte de la Alcaldía de Medellín, ya que las condiciones actuales no solo afectan la movilidad, sino también la seguridad y calidad de vida de sus habitantes, por lo que exigen la reparación inmediata de estas vías para evitar que la problemática se agrave con el tiempo.

Se estima que en total son 46.000 habitantes los que se han visto perjudicados por el mal estado de las vías y la poca eficacia a la hora de solucionar las fallas de fondo que ocasionan los constantes derrumbes. Incluso, en la zona montañosa se ha agravado la situación por la cantidad de depósitos cercanos que hay en la comuna 3 de Medellín, lo que hace que vehículos pesados transiten de forma continua por vías de transporte liviano.

Guardar

Nuevo