La tribuna tiene una hincha de familia de sindicalistas: Paola Moyano, hija del primer matrimonio del camionero Hugo Moyano y esposa de Claudio "Chiqui" Tapia, el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino.

La primera dama de la AFA viajó al Mundial. También su hijo Iván, jugador de Barracas Central (el club de su papá), que partió unos días después que sus padres y subió a su historia de Instagram fotos con sus amigos en primera clase y tomando mate en vuelo a Rusia.

Mientras tanto en Argentina circuló fuerte la noticia de que el delantero de 26 años, hijo de Chiqui Tapia y nieto de Hugo Moyano, fue ofrecido para jugar en Gimnasia de La Plata.

"Nadie más que vos confiaba en que en junio partíamos viaje hacia Rusia, hacia el mundial por la gloria que todos merecemos. Especialmente vos y Messi, obvio", escribió en las redes sociales el jugador cuando su padre se subía al vuelo y en referencia a lo que le costó a la Selección su clasificación y a la poca confianza que se ganaban entre los hinchas.