Los acopiadores de granos pidieron al Gobierno dejar de lado los mensajes que generan miedo e incertidumbre

La Federación de Acopiadores se mostró a favor de un ambiente de confianza y tranquilidad. El ministro de Agricultura, replicó: “Sostenemos políticas que tienen previsibilidad”. Fue durante la inauguración del Congreso “A todo trigo”

Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores (Foto: Savia Comunicación)
Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores (Foto: Savia Comunicación)

En el marco de la inauguración el Congreso “A todo trigo”, organizado por la Federación de Acopiadores de Granos, el presidente de la entidad, Fernando Rivara, dijo que de “cada 1.000 toneladas adicionales de trigo que podamos sumar a la cosecha, entrarán 250.000 dólares más a las reservas del Banco Central de la República Argentina”. Frente a esta posibilidad, reclamó un ambiente de confianza y tranquilidad, dejando de lado los mensajes que generan miedos e incertidumbre.

En ese sentido, el presidente de la Federación sostuvo que “la política debe generar el ambiente mínimo imprescindible para liberar esas fuerzas productivas. Ni siquiera me refiero a la parte impositiva sino a que se garanticen los derechos consagrados por la Constitución argentina. El reclamo es un derecho constitucional, pero en Argentina cuanto más pisotean los derechos de los demás, más exitosa es la protesta”.

Además, Rivara precisó que de cara a la próxima siembra de cultivos de fina las condiciones de clima, tecnología, precios y mercados forman un escenario favorable para la producción. “Por segundo año consecutivo estamos frente a la oportunidad histórica de aumentar la producción de trigo. Es posible superar las 21 millones de toneladas y consolidar un virtuoso proceso de crecimiento productivo e inserción en los mercados internacionales, y hacerlo protegiendo el medio ambiente y bajo las buenas prácticas agroindustriales”, agregó.

Luis Basterra y Jorge Solmi. Los representantes del Gobierno en el evento virtual de la cadena triguera. (Foto: Savia Comunicación)
Luis Basterra y Jorge Solmi. Los representantes del Gobierno en el evento virtual de la cadena triguera. (Foto: Savia Comunicación)

Por otro lado, en un contexto social muy complicado y agravado por la pandemia, el dirigente precisó que “para la agroindustria argentina no solo es una oportunidad, es un deber producir y exportar más. Vivimos en un país que nos duele: nos duele el aumento de la indigencia que llegó a los 2 dígitos, que el 60% de los chicos estén por debajo del nivel de pobreza, el 42% de pobreza general, el éxodo de compatriotas que buscan otros destinos. Generar trabajo y riqueza no sólo es una oportunidad, es una obligación nuestra y de la política. Han pasado gobiernos de todos los signos políticos y la decadencia es tendencial”.

A través de un mensaje grabado, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, participó de la inauguración del evento virtual, y de cara a la nueva campaña de trigo, aseguró: “Venimos dando muestras de que sostenemos políticas claras y concretas que son definidas y tienen previsibilidad y que han hecho que los productores tengan expectativas de siembra superiores a las del año pasado. Comprometemos nuestro esfuerzo para alcanzar las hectáreas previstas”.

“Por segundo año consecutivo estamos frente a la oportunidad histórica de aumentar la producción de trigo. Es posible superar las 21 millones de toneladas” (RIvara)

Por su parte, el Secretario de Agricultura, Jorge Solmi, se mostró optimista para la campaña de trigo: “Pocas veces se han dado estas condiciones para superar las 7 millones de hectáreas. El perfil del agua se ha recuperado a niveles óptimos, están los precios internacionales y hay buenas expectativas en nuestro país. Estamos en los mejores momentos respecto a los precios relativos que hay entre el precio de los insumos y el del trigo”, detalló.

Y agregó: “Estamos pagando el litro de gasoil prácticamente a la mitad de precio de hace tres o cuatro años atrás; similares cosas pasan con los fertilizantes, se ha incrementado el uso tecnológico y mejorado el manejo del suelo para producir más trigo”.

Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires (Foto: Savia Comunicación)
Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires (Foto: Savia Comunicación)

En representación de gobierno de la provincia de Buenos Aires, zona triguera por excelencia en la Argentina, el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, destacó que “la campaña pasada cerró con un récord de producción de los últimos 20 años”, producto del rol del sector privado y las mejores líneas de financiación, donde mediante la tarjeta ProCampo creció un 70% el crédito.

Inflación

Fernando Rivara, por otro lado, se refirió a la problemática de la suba de precios, que en marzo pasado alcanzó casi el 5%, y al respecto dijo que el aumento de los precios internacionales no impactan en los valores finales de los alimentos . “Las cadenas han explicado, con números claros y concretos, no con relatos, el bajo impacto que tiene el precio del trigo en los productos finales, y consecuentemente en la tasa de inflación”, aseguró.

A lo que agregó: “La mesa de los argentinos se protege produciendo más y no subsidiando a los ricos. Además, no se puede sostener en el tiempo un férreo control de precios a las harinas en un escenario de alta inflación, sin generar enormes daños a una industria que acompaña desde sus albores a nuestra agricultura”.

<b>“Pocas veces se han dado estas condiciones para superar las 7 millones de hectáreas” (Solmi)</b>

Por otro lado, la máxima autoridad de los Acopiadores señaló que por el aumento de los precios internacionales de los bienes que la Argentina exporta, el Banco Central recibirá en esta campaña unos 8.500 millones de dólares adicionales de ingreso de divisas provenientes de los granos y sus productos. demás, por retenciones el fisco aumentará sus ingresos en 1.800 millones de dólares.

A todo esto, Rivara comentó que con 600 millones de dólares, “el Gobierno podría comprar y regalar todo el trigo necesario para que el pueblo argentino consuma pan gratis. Y aún le quedarían 1.200 millones de dólares extras. Y todavía tenemos que escuchar a gente que dice que el aumento del precio de los granos es una mala noticia para los argentinos”.

Protestas

En el discurso inaugural del Congreso “A Todo Trigo”, Fernando Rivara transmitió la preocupación por los alcances de las últimas protestas, que tuvieron su epicentro en los puertos exportadores del país y en otros sectores de la producción, en algunos casos encabezados por sectores autoconvocados del trasporte de cargas.

“Las cadenas han explicado, con números claros y concretos, no con relatos, el bajo impacto que tiene el precio del trigo en los productos finales, y consecuentemente en la tasa de inflación” (Rivara)

“Es un nivel de descomposición social muy grave que un grupo de empresarios transportistas autoconvocados diga quién puede pasar y quién no por las rutas argentinas, y encima con la anuencia de la subsecretaría de Transporte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, y estas cosas pasan ante la inacción de la política y de la justicia. En estas condiciones argentina es un país inviable. Necesitamos cambiar esta lógica del desánimo y frustración y liberar las fuerzas del trabajo productivo”, señaló Rivara.

La respuesta al planteo del dirigente, estuvo a cargo del ministro de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, Javier Rodríguez: “Hay dificultad para encontrar caminos de diálogos con sectores poco institucionalizados. No compartimos los métodos, pero entendemos que tenemos que generar un diálogo. Tenemos que tratar de comprender los diferentes planos para encontrar las soluciones. Esperamos que eso se vaya encaminando hacia una institucionalidad de las distintas partes”, comentó.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias