El clima dio tregua: elevaron las estimaciones de cosecha de maíz y volvería a superar a la de soja

Son estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. La producción total del cereal llegaría a 46 millones de toneladas. Las lluvias de las últimas semanas tuvieron un impacto positivo en los lotes tardíos, especialmente en Córdoba

Una vez más la cosecha de maíz volverá a superar a la de soja, en el presente ciclo agrícola.
Una vez más la cosecha de maíz volverá a superar a la de soja, en el presente ciclo agrícola.

La campaña agrícola 2020/21 de granos gruesos estuvo signada por un clima que no fue favorable para los cultivos con largos períodos con falta de agua, sobre todo en momentos críticos en el desarrollo de las plantas, que afectaron su rendimiento a la baja. Sin embargo, en estas últimas semanas el nivel de precipitaciones parece comenzar el recorrido hacia una suerte de normalización, dando lugar a mejores proyecciones de producción.

Así lo demuestra el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Allí, la entidad bursátil aumentó la estimación de producción de maíz en un millón de toneladas hasta las 46 millones respecto a las mediciones publicadas la semana pasada, gracias a mejores expectativas de rendimientos, en especial, en los cultivos tardíos.

De concretarse este guarismo, la potencial cosecha del grano amarillo se posicionaría 5,5 millones de toneladas por debajo en comparación a lo obtenido en la campaña 2019/20 y tres millones de toneladas superior a la previsión de cosecha de soja, la cual se ubicaría en torno a las 43 millones de toneladas, según los cálculos de la BCBA.

Si bien las abundantes lluvias que se produjeron durante el fin de semana pasado durante la región central del área agrícola ralentizaron los trabajos de cosecha, con un magro avance de solo 2 puntos porcentuales en la última semana para ubicar la recolección en el 14,2% del total sembrado a nivel país, también ayudaron a mejorar la condición del cereal, especialmente, en Córdoba, provincia productora de maíz por excelencia.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyecta una cosecha de soja de 43 millones de toneladas (REUTERS/Jose Roberto Gomes)
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyecta una cosecha de soja de 43 millones de toneladas (REUTERS/Jose Roberto Gomes)

Así, la entidad aseguró que “las expectativas de rinde de los planteos tempranos y tardíos del cereal se consolidan por sobre las estimaciones de inicios de la campaña. La mejora en las condiciones del cultivo registradas desde febrero, permitieron que los rendimientos esperados se encuentren cercanos a los promedios zonales, aunque aún por debajo de las excelentes productividades del ciclo previo”. A la fecha, el rendimiento a nivel nacional se ubica en 81,1 quintales por hectárea con 887.000 hectáreas cosechadas con una producción acumulada cercana a los 7,2 millones de toneladas.

Además, el informe detalló que en la zona centro-norte de Santa Fe la cosecha de lotes tempranos culminó, mientras que hacia el NOA, las expectativas de rinde se afianzan luego de las lluvias de los últimos meses. Respecto a los núcleos norte y sur, “los productores priorizan la cosecha de soja, demorando de esta manera la recolección del cereal de verano”, señaló la bolsa porteña.

Soja

Si bien el maíz fue beneficiado por las últimas precipitaciones, para la soja llegaron tarde y la previsión de cosecha se ubica considerablemente por debajo de lo producido la campaña anterior: 43 millones de toneladas que se esperan para el ciclo actual versus a las 49 millones de la zafra 2019/20.

Con una cosecha que avanzó solo 3,7 puntos porcentuales durante la semana por las lluvias de los últimos días, el progreso de la recolección se ubicó en 7,2% de las 17,15 millones de hectáreas sembradas con la oleaginosa. En rigor se llevan cosechadas 1,24 millones de hectáreas con un rendimiento promedio nacional de 30,6 quintales por hectárea (qq/ha) y una producción acumulada de 3,8 millones de toneladas.

Una de las principales características que viene mostrando la campaña de soja es la alta heterogeneidad en los rendimientos, inclusive en regiones geográficas acotadas. Por ejemplo, en la localidad bonaerense de Lincoln, se reportaron rindes mínimos de 10 qq/ha y máximos puntuales de 45 qq/ha.

En el resto del país, las productividades registradas a medida que avanzan las cosechadoras muestran resultados por debajo de lo esperado y con una constante disminución a medida que pasan los días. En el núcleo norte, el rinde promedio fue de 32,6 qq/ha y en el núcleo sur fue de 32,3 qq/ha. En ambos casos, los registros fueron menores a los de la semana pasada y a los que se esperaban para las regiones citadas.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS