Un estudio insiste que es baja la incidencia del precio de los granos en el valor de los alimentos en góndola

Son datos aportados por la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de San Martín, en relación al precio final de la carne de cerdo, vacuna, harina, pan y huevos. Además, la carga impositiva sobre el producto final de alimentos representa entre un 10% y 20 por ciento

Sigue siendo baja la incidencia del maíz en el precio final de los lácteos
(Foto: DyN)
Sigue siendo baja la incidencia del maíz en el precio final de los lácteos (Foto: DyN)

Un estudio de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de San Martín señaló que los costos de las materias primas, como trigo y maíz, tienen una baja incidencia sobre el precio final al consumidor de una línea de alimentos de primera necesidad. Por otro lado, si hay un impacto de la carga impositiva, donde en promedio representa entre un 10 y 20%, mediante los efectos del IVA, Ingresos Brutos, el impuesto a los débitos y los créditos bancarios.

El estudio se hizo sobre la incidencia de los cereales en los principales alimentos como la carne porcina, pollo, bovina, leche, huevos, y subproductos del trigo. Sin embargo, confirmaron que la injerencia de las materias primas “pierden relevancia” a medida que atraviesan las distintas etapas de los procesos productivos. Según el informe, los precios de los alimentos se ven afectados, principalmente, por Ingresos Brutos, IVA, el impuesto a los débitos y los créditos bancarios.

En el caso de la carne porcina, señalan, se necesitan 2,45 kilos de maíz por cada kilos de engorde, el rendimiento en la faena que se estima en 81% requerirían finalmente 3,02 kilogramos de maíz para generar un kilogramo de carne de cerdo como producto final. Así, se puede estimar que el efecto máximo del incremento del precio de este cereal en la carne porcina es de 53,4 pesos (sin IVA). En ese sentido, se calcula que el precio medio para el consumidor final es de 343,89 pesos sin IVA.

“Esto permite determinar que el 15,3% del precio promedio sin IVA de los cortes de carne porcina se explica por el equivalente del maíz necesario para alcanzar ese peso. Por lo tanto, una suba del 10% en el precio del maíz, y sin modificarse los demás componentes de las distintas estructuras de costo, determinaría un incremento del 1,53% en el precio final sin IVA de la carne de cerdo”, dicen en el informe firmado por Adrián Cabello y Agustina Ciancio, investigadores de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de San Martín.

El efecto máximo del incremento del precio de este cereal en la carne porcina es de 53,4 pesos (sin IVA). 
Fotos: Augusto Famulari
El efecto máximo del incremento del precio de este cereal en la carne porcina es de 53,4 pesos (sin IVA). Fotos: Augusto Famulari

Los expertos indican que el total de impuestos generados en forma directa a través de la compraventa de maíz, la cría del animal, la industria frigorífica y el comercio es de $49,10 por cada kilogramo de carne porcina vendida al consumidor final. Así, ese valor representa el 14% del precio sin IVA en el producto final; es decir, que de los $49,10 pesos de impuestos generados en forma directa, el 43% corresponde a Ingresos Brutos.

Pollo

En el caso de la carne aviar, señalan los expertos en el documento, si se ajusta a la cantidad de rendimiento de la faena, que se calcula en un 80%, se requerirían 2,09 kilos de maíz con un valor de $36,96 para generar un kilo de carne de pollo. “El consumidor final abona 140 pesos por kilo de pollo entero. Se estima que el 29,2% del precio promedio sin IVA del pollo entero se explica por el equivalente del maíz necesario para alcanzar ese peso”, agregan. En ese sentido, se calcula una suba del 10% en el precio del maíz, y sin modificarse los demás componentes de las distintas estructuras de costo, determinaría un incremento del 2,92% en el precio final sin IVA del pollo.

Así, se estima que el consumidor paga en promedio $22,17 por cada kilo de carne aviar. Esta cifra representa, aproximadamente, el 14% del precio sin IVA del producto final. Por lo tanto, de los $22,17 de impuestos generados en forma directa, el 39% pertenece a Ingresos Brutos. Además, el impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios contribuye con una cifra cercana al 15% del total generado.

“Si se incluye adicionalmente el IVA que abonan los hogares en el precio final, se estima que al menos el 25,3% del precio que están pagando corresponde a algún impuesto nacional o provincial”, resaltan.

Carne vacuna

En esa línea se agrega el caso de la carne vacuna, donde se señala que requerirían finalmente 3,19 kilogramos de maíz para generar un kilogramo de carne bovina como producto final. “La industria frigorífica pagó 150,27 pesos por kilogramo de animal en pie en la última semana de enero, mientras que el precio promedio por kilogramo faenado (media res) fue de 300 pesos”, indican y agregan que “el precio medio para el consumidor final es de 452,49 sin IVA”.

El 12,5% del precio promedio sin IVA de los cortes de carne vacuna se explica por el equivalente del maíz necesario para alcanzar ese peso. Así, una suba del 10% en el precio de este cereal, y sin modificarse los demás componentes de las distintas estructuras de costo, determinaría un incremento del 1,25% en el precio final sin IVA de ese producto. “Los impuestos generados en forma directa por las relaciones de compraventa de maíz, la cría del animal, la industria frigorífica y el comercio es de $67,54 por cada kilo de carne vacuna vendida al consumidor final, que representa el 15% del precio sin IVA del producto final”, dicen.

En ese sentido, de los 67,54 pesos de impuestos generados, el 43% corresponde a Ingresos Brutos. El impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios contribuye con el 14% del total de tributos generados.

Leche fluida

Los expertos sostienen que en el caso de la leche fluida se requerirían finalmente 0,31 kilos de maíz para generar un litro de leche como producto final. Tomando en cuenta el precio del litro de leche que se pagó la última semana de enero al productor ($21,36) y el valor en góndola que fue de $60. “El gasto en maíz para producir un litro de leche fluida (producto final) es de 5,46 pesos, alrededor del 25% del precio por litro en los tambos.

“Si se compara con el importe que pagan los hogares, explica el 9,1% de dicho precio. Por lo tanto, una suba del 10% en el precio del maíz, y sin modificarse los demás componentes de las distintas estructuras de costo, determinaría un incremento del 0,91% en el precio final de la leche fluida”, dicen.

Cerca del 43% de los 9,11 pesos de impuestos generados en forma directa corresponde a Ingresos Brutos. Esta alta participación obedece a que este tributo se paga en “cascada”, advierten los especialistas.

Harina y pan

Por otra parte, el rendimiento del trigo para elaborar harina es de 0,75 kilo de trigo, donde el precio de la harina en góndola es de $42,8 con IVA (de acuerdo con el programa de Precios Cuidados). En ese sentido, se ve un incremento del 10% en el precio de este cereal y sin variar los demás ítems de las distintas estructuras de costo “determina un incremento del 7,5% en el precio final sin IVA de la harina”.

Según el informe, por cada 10% que sube el precio del trigo, si se mantienen fijos los demás componentes de los costos de la panadería, el pan aumentaría en un 1,59%. (Foto: NA)
Según el informe, por cada 10% que sube el precio del trigo, si se mantienen fijos los demás componentes de los costos de la panadería, el pan aumentaría en un 1,59%. (Foto: NA)

En el caso del pan tipo francés, cada kilo de pan tiene incorporado el equivalente a 21,57 pesos de trigo que representa el 15,9% del valor del pan sin IVA. “Por cada 10% que sube el precio del trigo, si se mantienen fijos los demás componentes de los costos de la panadería (agua y -en menor medida- levadura y sal), el pan aumentaría en un 1,59%”, aseguran en el documento.

Por último, resaltan que los impuestos alcanzan un valor de $14,78 por kilogramo de pan, aproximadamente, un 11% del precio sin IVA del producto final. En tanto, la carga tributaria un 52% es Ingresos Brutos, un 17% Ganancias, IVA (21%) y el 13% Débitos y Créditos Bancarios.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR