San Luis: mientras avanza la puesta en marcha de un protocolo para los productores, continúa la protesta de camioneros

Sigue sin una solución completa del problema que se generó por las medidas que implementó el gobierno provincial para el ingreso y salida del distrito, para los trabajadores esenciales

Continúa el rechazo de los camioneros a las restricciones del gobierno de San Luis para ingresar y salir de la provincia
Continúa el rechazo de los camioneros a las restricciones del gobierno de San Luis para ingresar y salir de la provincia

Continúan los problemas en San Luis como consecuencia de las restricciones que instrumentó el gobierno provincial para prevenir el coronavirus y que complica la tarea de los trabajadores esenciales. Mientras avanza el diálogo entre el sector público y privado para implementar un protocolo para productores , por estas horas los camioneros llevan adelante una protesta.

Unos 600 choferes de camiones, encargados del transporte de alimentos, granos y también de ganado, calificaron de “inhumano” el régimen de trabajo que mantienen desde finales de marzo a la fecha, como parte de las directivas adoptadas por el gobierno de Alberto Rodríguez Saá para enfrentar la pandemia en su distrito.

Los choferes están impedidos de visitar sus hogares desde hace nueve meses, y en caso de hacerlo pesaría sobre ellos y sus familias un costo económico y de aislamiento difícil de enfrentar. Están recluidos en tres centros de concentración de camiones ubicados en el Aeropuerto de Conlara, el Autódromo provincial y también la llamada Zona de Actividad Logística (ZAL). Sus familiares pueden visitarlos alambre de por medio. Y su actividad fuera de estos lugares, es seguida de modo satelital.

Carlos Torres, chofer de camión, explicó en diálogo con Infobae, “de los 600 choferes de camiones que operan en la provincia, y que estamos recluidos, solo se infectaron un poco menos de 20. Mi familia está sufriendo. No puedo hablar con mi hijo por videollamada, ya que se me larga a llorar. Estamos cada vez peor. Reclamamos que nos devuelvan la libertad: queremos trabajar y ver a la familia”.

Para cumplir con una visita de fin de semana, el trabajador debe abonar $6.000 por un test de detención de Covid19, y abonar otro monto similar para volver al trabajo y subirse a su camión. De optar por dicho pago de $12.000, sabiendo que su ingreso mensual ronda los $ 60.000, obligarían a sus familiares –tras su visita– a permanecer aislados y en cuarentena en su domicilio por un período de 14 días.

Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis. El gobierno provincial busca una salida al conflicto que se ha generado con los trabajadores esenciales (@alberto_rsaa)
Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis. El gobierno provincial busca una salida al conflicto que se ha generado con los trabajadores esenciales (@alberto_rsaa)

Los transportistas ya realizaron dos extensos cortes de rutas tras verse desoídos por el gobierno provincial y también su propio sindicato de camioneros. El primer corte, en varias rutas de San Luis, fue el 29 de septiembre, en compañía de productores agropecuarios. Allí pidieron sin éxito la intervención del gobierno nacional. Por falta de respuestas, volvieron a cortar entre el mediodía del 15 al 17 de octubre. Esta semana volverán a evaluar qué medidas y acciones llevarán adelante.

Nuevo protocolo para productores

Con la intermediación del Estado nacional, el gobierno de San Luis llegó a un acuerdo con productores autoconvocados de Córdoba, Mendoza y La Pampa para posibilitar la apertura de rutas nacionales y promover un protocolo que se empleará para habilitar el ingreso al distrito sanluiseño para realizar la actividad agropecuaria.

También se dispuso emplear la fórmula de “Campo Vacío”, por el cual contratistas, trabajadores o productores ingresarán de manera directa al establecimiento en cuestión. Esto dio solución inmediata a ganaderos y pequeños productores, aunque los privados alertaron que podría haber inconvenientes cuando se requieran incrementar el volumen de ingresos de agricultores para atender las labores que requiere la campaña gruesa.

El acuerdo fue establecido en San Luis durante una reunión presencial que fue encabezada por el ministro de la Producción provincial, Juan Lavandeira, y también en representación de la Nación, José Lepere, viceministro del Ministerio del Interior, y Gabriel Fuks, secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad.

En el acuerdo difundido de manera conjunta por los ministerios del Interior y de Seguridad, se indicó que continúa vigente el “Protocolo Agropecuario”, que establece la posibilidad de hacer el PCR en los límites provinciales, por caso en las localidades de Desaguadero, La Punilla y Justo Daract, y en los hospitales de Unión, Nueva Galia y Merlo.

Productores y personal y profesionales rurales podrán ingresar con la presentación del PCR negativo por un plazo de 72 horas. Como tiene esto un costo de $ 6.000, las autoridades nacionales se comprometieron a evaluar cómo abaratar dicho costo. Además, quien ingrese podrá hacer la prueba en la barrera sanitaria y luego aguardar el resultado en el campo, donde deberá permanecer siete días, y realizarse un nuevo PCR. Si nuevamente es negativo, la persona queda habilitada para transitar libremente por San Luis.

Por otro lado, se habilitarán a aquellos que acrediten haber tenido coronavirus desde un plazo de 15 días de detectado hasta un período de 90 días.

Por último, el gobierno de San Luis presentó un formulario abreviado y simplificado para agilizar el ingreso y egreso de productores del territorio provincial. Allí, la provincia acortó a un plazo de 24 horas la respuesta a toda solicitud de ingreso, período que es la mitad del estipulado inicialmente por las autoridades sanluiseñas.

Seguí leyendo:

El campo, hoy: radiografía de las economías regionales en medio de la crisis y la tensión con el Gobierno

MAS NOTICIAS