El precio internacional de los lácteos perforó los USD 3.000 la tonelada y complica el negocio de la exportación

En la última subasta de Fonterra, en Nueva Zelanda, el valor promedio para los lácteos se ubicó en el precio más bajo en quince meses

Ante la incertidumbre en los mercados por el avance del Coronavirus, caen los precios internacionales de los lácteos y afecta a la cadena local
Ante la incertidumbre en los mercados por el avance del Coronavirus, caen los precios internacionales de los lácteos y afecta a la cadena local

El precio internacional de la leche en polvo perforó la barrera de los 3.000 dólares por tonelada, ante la incertidumbre que reina en los mercados internacionales por el avance del coronavirus. Con dicho valor, desde la industria láctea local advirtieron que los futuros envíos que se realicen serán a pérdida, hecho que resulta aún más pronunciado en el caso de Brasil y Rusia tras la devaluación de sus respectivas monedas.

Jorge Giraudo, director del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), comentó que el valor promedio alcanzó los 2.980 dólares por tonelada para los lácteos en general, y el precio establecido de 2.797 dólares por tonelada en el último remate de Fonterra. Y agregó, “se habla así casi de una imposibilidad de exportar. Nuestros principales productos de exportación son leche en polvo y mozzarella, y esos negocios están muy complicados. Ahí vemos lentamente que van a seguir empeorando su situación ya que los precios internacionales a futuro ofrecen una tendencia bajista”.

En el período febrero-marzo pasado, el índice de precios GDT (Global Dairy Trade de Nueva Zelanda) acumuló una caída del 13%, según admiten también desde el sector privado, lo que imposibilita generar un ambiente de negocios que estimule a las fábricas locales de lácteos cuya producción debería tener destino el comercio internacional.

La tónica bajista en las exportaciones de lácteos ya se hizo evidente en la segunda parte del 2019 y se acentuó a partir de diciembre pasado. Dicha tónica se aceleró con la caída de un 7% que registraron los precios internacionales y con la baja de otro 5% en marzo.

La debilidad que ofrece esta situación se acentúa con la endeble que reporta el tipo de cambio efectivo, debido a que con el actual esquema de retenciones, las usinas lácteas exportadores aseguran que por cada dólar exportado cuentan con una retribución de 56 pesos. Para el sector industrial acostumbrado a vender al exterior, dicha ecuación resulta “deficitaria” para insistir con la exportación.

Las industrias aseguran que hoy pagan a los tamberos en promedio por el litro de leche un valor de $18, mientras que tras agregarle valor al exterior solo obtendrían en destino un precio de $ 15. “Se exportaría a pérdida bajo esta situación”, admiten en el sector fabril.

Negocio internacional

Atento a la situación internacional que reportan los valores de los lácteos, otros alimentos y materias primas, la banca holandesa Rabobank expresó en su último informe que “la combinación de la reducción de las importaciones chinas, la marcada interrupción que ofrecerá la cadena de aprovisionamiento, incluida la competencia externa por el envío de contenedores en todo el mundo, y el aumento de los excedentes de productos lácteos en las regiones de exportación, mantendrán la presión a la baja en los mercados mundiales durante gran parte del presente año”.

Al evaluar los datos aportados por el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec), las exportaciones de lácteos de Argentina si bien experimentaron una suba en el orden interanual contra diciembre pasado, se constató una baja significativa debido a la falta de aliento que viene mostrando dicha actividad.

Las ventas externas de lácteos al comercio internacional registró en enero pasado registraron un incremento del 21% interanual en volumen y del 38,7% en divisas contra igual mes del 2019. Sin embargo, las exportaciones lácteas experimentaron una caída de casi 14% en volumen y más del 9% en valor respecto a diciembre de 2019.

Seguí leyendo:

Soja: aseguran que el productor pierde casi 118 dólares por hectárea

Ingenieros agrónomos de todo el país se comprometieron a defender la sustentabilidad y el medioambiente