Las últimas lluvias complicaron el panorama de la producción agropecuaria en Chaco, especialmente a la campaña de soja
Las últimas lluvias complicaron el panorama de la producción agropecuaria en Chaco, especialmente a la campaña de soja

Las últimas precipitaciones registradas en la provincia de Chaco complica el panorama de la producción agropecuaria por los excesos hídricos, ya que desde el viernes pasado cayeron más de 150 milímetros en un tercio de la provincia y está situación afecta la producción de soja que se proyecta en 1.500.000 toneladas, según un informe de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario.

En la campaña pasada, la provincia de Chaco tuvo serias complicaciones por las graves inundaciones, que fueron las más importantes de los últimos 30 años, que tuvo que enfrentar con una gran cantidad de pérdidas productivas.

Los técnicos de la bolsa de Rosario, explicaron: “Los temores de que las grandes lluvias que afectaban al sur de Brasil pudiesen alcanzar al norte argentino se confirmaron. En Chaco hay rutas cortadas y excesos hídricos. Es imposible recorrer los campos, el agua sobrepasa las rutas”.

Además, comentaron: “La ruta 89, que une Gancedo con Quimilí hacia Santiago del Estero y Charata hacia el este, sigue aún con agua a pesar de que pasaron tres días de las lluvias. Se está recorriendo por avión la zona. Si bien está habiendo bastante agua, se está yendo rápido”.

En las últimas estimaciones de la Bolsa de Rosario, se había destacado que la cosecha de la oleaginosa podría alcanzar rendimientos en Santiago del Estero y Chaco, por encima de los esperados por los productores

Los mismos técnicos, habían resaltado días atrás el muy buen estado de los lotes y la tranquilidad de los productores porque las precipitaciones estaban alcanzando el área de producción en niveles normales, lo que hacía proyectar una cosecha de soja con muy buenos rendimientos. En las últimas estimaciones de la Bolsa de Rosario, se había destacado que la cosecha de la oleaginosa podría alcanzar rendimientos en Santiago del Estero y Chaco, por encima de los esperados por los productores.

El panorama cambió de un día para otro, con lluvias que superaron los 150 milímetros. Según los datos aportados por la Bolsa de Comercio de Rosario, los valores más importantes se registraron el pasado viernes, donde en Las Breñas cayeron 192 milímetros, en Roque Sáenz Peña 185 milímetros y en Hermoso Campo 184 milímetros. Y además, cayeron entre 200 y 300 milímetros en apenas tres horas en el distrito de Gancedo.

Más precipitaciones

En las próximas horas seguirán registrándose precipitaciones en la franja central del país. Si bien las mismas podrían favorecer al desarrollo de los cultivos de verano en la región pampeana, para Chaco los pronósticos de lluvias no se transforman en un panorama alentador. Para el día de hoy las precipitaciones en la provincia podrían superar los 40 a 50 milímetros. Las lluvias podrían registrarse también este jueves.

Por otro lado, este martes se registrarán lluvias en el centro de Santa Fe, noreste de Córdoba, Entre Ríos y Corrientes. Para los especialistas de la Bolsa de Rosario, en el sur de Santa Fe y noreste de Buenos Aires se necesitan más de 60 milímetros y este evento se espera que cumpla y deje atrás la falta de agua. De esta manera podría llegar el auxilio en estas zonas que estaban con amenazas de caídas de rendimientos de 10 quintales en sojas de primera y 20 en las de segunda.

En otras regiones agrícolas del país, entre el viernes y ayer, como el sur de la provincia de Buenos Aires que venía necesitando de las lluvias, recibió precipitaciones entre 25 y 50 milímetros. También, las mismas alcanzaron el norte de La Pampa, buena parte de Córdoba, centro y norte de Santa Fe y norte de Entre Ríos con lluvias superiores a los 25 milímetros.