Luis Urriza, Subsecretario de Agricultura de la Nación, visitó los estudios de Infobae horas después que la Secretaría de Gobierno de Agroindustria oficializara el final de la campaña agrícola 2018/2019, que alcanzó una cosecha histórica de 147 millones de toneladas.

Al respecto el funcionario sostuvo: "El balance es más cualitativo. Pasó algo histórico. Hoy tenemos una agricultura en la Argentina que es sustentable y sostenible, y diferente a la de hace siete años atrás donde teníamos 70% de soja. La agricultura actual es 50% de soja y 50% de gramíneas en superficie, y todo eso lo hace más sostenible. Además crecen mucho los cultivos de servicios, y comenzamos a integrar a la ganadería, un negocio que recuperamos como país. Todo esto es virtuoso no solo en lo económico, sino también en lo ambiental".

Urriza también destacó el esfuerzo realizado por el productor, que luego de una profunda sequía que afectó a la campaña anterior, inmediatamente invirtió para el ciclo que acaba de finalizar: "el primer esfuerzo del productor fue sembrar esta campaña que estamos cosechando ahora, luego de la sequía. El capital de trabajo era menos del 30% propio del sector y sin embargo sembramos más de 12 mil millones de dólares, y con tasas altas. Hubo mucho esfuerzo y por suerte el sistema respondió. Ahora para salir adelante hace falta más capital de trabajo e inversión, y para lograr eso desde el Estado trabajamos en conjunto con los productores".

Desafíos

A partir de esta campaña agrícola 2018/2019, histórica por el volumen cosechado, Urriza se refirió a la importancia que significaría poder contar con otros éxitos agrícolas en cuanto a volumen en los próximos años. "Es muy importante cuando se dan dos o tres campañas buenas, y eso después provoca que en el interior se empieza a mover el desarrollo local. En un escenario con reglas para el agro sin Roes y bajos niveles de retenciones, el proceso de cuatro años fue exponencial, ya que pasamos de 117 a 147 millones de toneladas, y con buenos indicadores, mucha fertilización, y más tecnología".

Entre los desafíos más importantes de la gestión, Urriza comentó que es integrar la ganadería en las zonas semi marginales agrícolas, y agregó: "Quizás no vuelven a la zona núcleo, pero si a una gran parte de la Pampa Húmeda. Para esto los productores ya están hoy en muchas zonas liderando junto con el INTA y las asociaciones de productores los nuevos sistemas productivos. Por eso hacemos más cultivos de cobertura, más verdeos de invierno, y cultivos de servicios. Todavía sigue el productor empujando la vara, y lo que necesita es que ojalá la economía mejore y bajen las tasas para poder invertir, y desde el Estado le sigamos dando reglas. Ojalá podamos volver a sacar las retenciones, ahora definitivamente".

A los problemas que hay que solucionar desde la macroeconomía, además se suman aumentar el monto de la actual Ley de Emergencia Agropecuaria, implementar un seguro multirriesgo y la modificación de la Ley de Semillas.

Al respecto, el funcionario de Agroindustria sostuv: "estamos trabajando para que la macroeconomía se estabilice y bajen las tasas, ya que es clave contar con certidumbre. Los otros temas están relacionados. La ley de Emergencia, a mi criterio, el monto que tiene no pesa, pero es un tema cualitativo, no creo que sea el mejor mecanismo. Es lo que hay hoy, y está bien que lo usemos, pero hay que modernizarlo. En eso estamos y está ligado con el tema de seguros. Es algo complejo, pero en estos años hemos trabajado y avanzado bastante. Tendría que ir a una ley o piso de política de seguros, en vez de ir después del problema. Hay que capitalizar un fondo y que ello sirva para los problemas. Esa es la discusión que tenemos que dar".

La entrevista completa