Esperanzas en torno a una posible resolución de la guerra comercial entre China y Estados Unidos
Esperanzas en torno a una posible resolución de la guerra comercial entre China y Estados Unidos

A días de concretarse la Cumbre de Líderes del G20,  que se realizará el viernes 30 y el sábado 1º de diciembre en Capital Federal, Infobae consultó a referentes del sector agroindustrial a fin de conocer cuáles son las perspectivas  para el agro argentino, las cuales dependen principalmente de la primera y segunda potencia del mundo: Estados Unidos y China. Cabe destacar que más allá del encuentro de Líderes del G20, el presidente Mauricio Macri mantendrá reuniones con algunos de sus pares.

Hoy, la Cumbre de Líderes del G20 tiene una importancia trascendental dado que se da en un escenario marcado por una especie de caos en materia de coordinación y organización del concierto internacional. Al respecto, Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), argumentó: "Hay enfrentamientos entre los países líderes, tales como la famosa guerra comercial entre Estados Unidos y China, desentendimientos entre Estados Unidos y la Unión Europea, entre la Unión Europea y Rusia".

Actualmente existe una larga lista de problemas que están mostrando dos situaciones. En este sentido Idígoras, precisó: "En primer lugar hay una caída en las perspectivas para el año que viene del crecimiento económico mundial, el cual estaba previsto alrededor del 3,5% y el mundo va a estar creciendo por debajo de ese nivel debido a todos estos inconvenientes. El segundo escenario, se presenta como lo más significativo para los agronegocios argentinos dado que es la pérdida de reglas internacionales del comercio".

Proteccionismo y su impacto en el complejo sojero

La pérdida de reglas implica que los países están aumentando las medidas proteccionistas en frontera y reduciendo sus compras del exterior
La pérdida de reglas implica que los países están aumentando las medidas proteccionistas en frontera y reduciendo sus compras del exterior
Hoy la guerra entre Estados Unidos y China está alterando las condiciones de producción y exportación a nivel internacional y eso está afectando seriamente a un sector agroindustrial que tiene una vocación claramente exportadora

Según explicó, al reducir sus compras del exterior y caer las tasas de crecimiento en comercio internacional, repercute en Argentina reduciendo sus chances de crecer en materia exportadora. "Es un problema grave para Argentina porque el 2019 está previsto que el país tenga por primera vez en varios años superávit comercial, ante este contexto de carencia de reglas internacionales y de mayor proteccionismo, es probable que no logre incrementar sus exportaciones y los agronegocios van a estar sumamente impactados", alertó el experto.

El impacto más relevante está en el complejo sojero. En rigor, el presidente de Ciara-CEC detalló: "Hoy, la soja tiene una determinación de precios más por cuestiones geopolíticas que por cuestiones de mercado. La guerra entre Estados Unidos y China ha tomado como prisionera a la soja y por lo tanto, el precio de Chicago no refleja la realidad del mercado".

Expectativas de solución de la 'guerra comercial'

En cuanto a las expectativas que hay en torno a que Donald Trump y Xi Jinping durante este viernes o sábado puedan resolver o empezar a ponerse de acuerdo para solucionar la guerra comercial, Idígoras, analizó: "Cualquier tipo de gesto, ya sea un abrazo entre ambos va a hacer subir el precio de la soja y podría empezar a normalizar las condiciones internacionales, mientras que un no abrazo o un no saludo implicaría la profundización de la crisis".

“Al país lo afectaría severamente una nueva discusión entre Donald Trump y Xi Jinping porque haría caer el precio de la soja y nos llevaría a un escenario 2019 muy negativo

Si bien la conducta del presidente de Estados Unidos es bastante impredecible, Idígoras aseguró: "Somos muy optimistas en cuanto a una posible solución, porque hay algunos indicadores interesantes, el primero es que el Gobierno chino le mandó una propuesta de trabajo a Trump hace un semana y el Gobierno estadounidense la está analizando; el segundo, es que Donald Trump confirmó que en Buenos Aires se va a reunir con Xi Jinping después de más de un año que no se ven y el tercero, es que van a cenar juntos. Estos tres aspectos nos parecen sumamente valiosos porque darían a entender que podría haber un potencial arreglo entre Estados Unidos y China en la cumbre".

"Un acuerdo conveniente"

Estas trabas han afectado a las exportaciones argentinas por aproximadamente USD 1.500 millones anuales
Estas trabas han afectado a las exportaciones argentinas por aproximadamente USD 1.500 millones anuales

Entre los temas a tratar con Trump, en la agenda del presidente Macri se encuentra el biodiésel. En este sentido, Idígoras opinó: "La expectativa es buscar un acuerdo mutuamente conveniente para la industria argentina y la industria estadounidense. Argentina quiere volver al mercado, pero en condiciones que no generen ningún tipo de problema con la producción norteamericana y me parece que el Gobierno argentino tiene todos los instrumentos para hacer un buen acuerdo".  Al respecto, cabe recordar que hace aproximadamente veinte días, el Departamento de Comercio de Estados Unidos comenzó una "revisión" de los derechos antidumping y de los compensatorios aplicados a las importaciones de biodiésel de Argentina.

Acuerdo Mercosur-Unión Europea

En diálogo con Infobae, Raúl Roccatagliata, Jefe de Asuntos Internacionales y Comercio de la Sociedad Rural Argentina (SRA), y quien participó en el grupo de afinidad Bussines 20 (B20), se refirió al tan mentado acuerdo del Mercosur- Unión Europea.

Asumir la responsabilidad de cerrar un acuerdo con la Unión Europea tiene muchos aspectos positivos y otros no tanto

Para Roccatagliata sería muy bueno que se cierre y tener un acuerdo inicial que después se pueda ir modificando. "Es clave que Argentina y la región vayan cerrando acuerdos y generando nuevos vínculos comerciales porque es tan dinámico, está cambiando tan rápido el comercio y la producción de alimentos que si no tenemos ese dinamismo va a ser muy complicado", advirtió.