Cómo es Cielo: el súper auto descapotable con techo inteligente

Maserati va hacia la electrificación de sus autos, pero introduce otras sofisticaciones que no tienen que ver con la sustentabilidad, sino con la innovación tecnológica. Un techo mágico, es un buen ejemplo de ello

A simple vista es un deportivo descapotable más, pero su techo es inteligente que funciona con novedoso sistema electrónico
A simple vista es un deportivo descapotable más, pero su techo es inteligente que funciona con novedoso sistema electrónico

La mayor parte de las noticias de la industria automotriz actual están referidas al desarrollo de sistemas de seguridad activa, sustentabilidad y entretenimiento y conectividad. Pareciera que los inventos que no relacionados con esos parámetros, no fueran tan interesantes. Pero no es cierto.

Por el contrario, los departamentos de I+D (Investigación y desarrollo) de las marcas están constantemente creando nuevas propuestas que diferencien a un automóvil de otro, quizás incluso con mayor preponderancia que antes, porque al estar cada vez más acotados otros desarrollos como los de motores de mucha potencia o performances extraordinarias, hay que presentar ideas que permitan “encontrar a Wally en la multitud” más fácilmente.

Maserati ha presentado esta semana una nueva versión de su MC20, que muestra cuánto interesa aportar confort desde otros ángulos a un vehículo. El automóvil presentado es el Maserati MC20 Cielo, que no es otra cosa que la versión cabriolet del deportivo con el que comenzó la nueva era de la marca en 2020.

El techo retractil se abre en solo 12 segundos, pero su cualidad principal es que puede ser transparente u opaco con un sistema electrónico innovador
El techo retractil se abre en solo 12 segundos, pero su cualidad principal es que puede ser transparente u opaco con un sistema electrónico innovador

Esta versión es 65 kg más pesada que el MC20 convencional, precisamente por el sistema de techo corredizo que tiene, y que es el centro de atención del modelo. Se trata de un techo mágico o inteligente, de 909 mm de largo por 615 mm de ancho, que con solo accionar un botón, comienza a mostrar sus trucos.

Se trata de un sistema electrónico patentado por Maserati, que está basado en la tecnología de cristal inteligente PDLC (Polymer-Dispersed Liquid Crystal o cristal líquido de polímero disperso), por el cual la superficie acristalada se convierte en transparente u opaca en apenas un instante, a solicitud de su conductor. No es un techo fotosensible que detecta la luz intensa exterior para actuar. Es un sistema que funciona de tal modo que al recibir un golpe de corriente eléctrica, los cristales líquidos pasan a estar desordenados, impidiendo que se pueda ver a través de ellos.

Paralelamente, como buen auto deportivo que es, el techo es uno de los más rápidos en montarse o desmontarse, demorando apenas 12 segundos a menos de 40 km/h. Y si de velocidad se habla, hay que repasar las cualidades mecánicas del MC20 Cielo, que tiene un motor Nettuno, un 3 litros V6 con doble turbo capaz de generar 630 CV de potencia y 730 Nm de torque. Tiene caja de cambios automática de ocho velocidades y tracción trasera.

Los 630 CV de su motor V6 de 3 litros, se pueden sentir ahora también con la cabeza descubierta
Los 630 CV de su motor V6 de 3 litros, se pueden sentir ahora también con la cabeza descubierta

Gracias a todo este tren de propulsión el MC20 Cielo es capaz de ir de 0 a 100 Km/h en 3 segundos, de 0 a200 Km/h en 9,2 segundos y superar los 320 Km/h de velocidad punta. Su peso es de 1.540 Kg, contando con una excelente distribución del 40% adelante y 60% sobre el eje posterior.

El chasis es completamente de fibra de carbono, y mantiene también la apertura de puertas estilo alas de gaviota. Lo único que ha perdido la versión Cielo de la MC20 convencional, es la posibilidad de ver su motor a través de una cubierta transparente, ya que ahí es donde ahora se aloja el mecanismo del techo retráctil, además de los arcos de seguridad para los ocupantes del auto ante un eventual vuelco.

SEGUIR LEYENDO