Volkswagen presentó el T-Cross en simultaneo con América, Europa y Asia.
Volkswagen presentó el T-Cross en simultaneo con América, Europa y Asia.

En un evento en simultaneo entre Europa -Amsterdam, Holanda-, Asia -Shanghái, China- y América -San Pablo, Brasil-, Volkswagen presentó el T-Cross, el nuevo modelo que pertenece al segmento de los SUV compactos, y que será producido, con mínimas diferencias, en estos tres continentes.

El T-Cross será el primer SUV de la marca producido en Brasil en São José dos Pinhais, fábrica que recibió una fuerte inversión para adaptarse ya que este será uno de los cinco SUV que tienen planeado lanzar en la región hasta 2020.

Este modelo se basa en la plataforma modular MQB y comparte diversos elementos con el Polo. Tiene una carrocería que mide 4,20 metros de largo y 1,57 de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2,65 metros.

El interior del T-Cross es similar al de el Polo y Virtus, modelos con los que comparte múltiples elementos.
El interior del T-Cross es similar al de el Polo y Virtus, modelos con los que comparte múltiples elementos.
En sentido dimensional, el modelo sudamericano es ligeramente más grande en relación al europeo

En cuanto a la capacidad de baúl podrá variar entre 373 y 420 litros según como se ubique el respaldo de los asientos posteriores.

En Brasil, a nivel mecánico ofrece exclusivamente variables con turbo e inyección directa, los denominados TSI de 128 y 150 CV. La transición puede manual o automática -Tiptronic-, ambas de seis relaciones, y la tracción es delantera. Por el momento en Argentina sólo habrá una opción sin turbo, se trata del conocido 1.6 de 110 CV, que la marca ya utiliza en múltiples modelos.

El tablero del T-Cross puede ser totalmente digital y configurable.
El tablero del T-Cross puede ser totalmente digital y configurable.

En cuanto al equipamiento se destaca que podrá tener el panel de instrumentos digital -Active Info Display-, selector de perfil de conductor, control de estabilidad, bloque de diferencial, Park Assist 3.0 -estacionamiento autónomo-, cuatro puertos USB, faros LED, seis airbags, y techo solar, entre otro elementos.

Se tiene previsto que el T-Cross desembarque en el país a mediados del año que viene, y tendrá un lista larga de rivales, donde, que entre otros, figuran los Ford EcoSport, Chevrolet Tracker, Chery Tiggo, Honda HR-V, Jeep Renegade, Nissan Kicks y Peugeot 2008.