La reactivación del mayor socio del Mercosur fue clave en la reactivación fabril
La reactivación del mayor socio del Mercosur fue clave en la reactivación fabril

En ventas mayoristas, el sector comercializó a la red de concesionarios en febrero 73.733 unidades, 14,4% más respecto del mes anterior, y avanzó 13% en su comparación con el desempeño de febrero del año pasado, informó Adefa.

El retorno a la actividad de las plantas que permanecieron cerradas por vacaciones de parte del personal, así como para la adaptación al lanzamiento de nuevos modelos en los próximos meses, y los nuevos pedidos en cartera por parte de Brasil posibilitaron elevar de 14 a 18 días hábiles el ritmo fabril y alcanzar una producción de 39.085 vehículos, 78,8% por sobre el volumen del mes anterior y 62,6% respecto del nivel de un año antes.

"Luego de los volúmenes registrados en enero que reflejaron el impacto de la estacionalidad y la parada de plantas por vacaciones y mantenimiento, la mejora de febrero nos permitió registrar un crecimiento del 20% en producción y 30% en exportación durante el primer bimestre. Estos datos están en sintonía con las proyecciones que anticipamos en diciembre pasado", dijo el titular de la Asociación de Fábrica de Automotores (ADEFA), Luis Fernando Peláez Gamboa.

Adefa comunicó que las automotrices exportaron en el segundo mes del año 19.237 vehículos, lo que reflejó una suba de 84,8% respecto del volumen de enero pasado, y un avance de 48,8% cotejado con el nivel de un año antes.

Ese impulso de las ventas externas, dominado por la demanda del mercado brasileño que captó el 69,2% del total de los despachos de las terminales al resto del mundo, posibilitó registrar la primera baja del déficit comercial del sector en tres años.

Repunte de las entregas de unidades nacionales

Los despachos de la industria a la red de concesionarios, tanto de bandera, como particulares, con destino al mercado interno registraron en febrero un incremento de 13%, con un desagregado de 17% de expansión de las unidades salidas de los trenes de montajes de las empresas radicadas en el país, a 19.638 unidades; mientras que las de importadas ahora se expandieron 11,6%, aunque dominaron el mercado con 54.095 máquinas.

El balance comercial con el resto del mundo fue negativo en 34.858 unidades, disminuyó 2 por ciento.

Primer bimestre claramente expansivo

En el acumulado de los primeros dos meses del año cerró con 138.185 unidades entregadas a la red de concesionario, 17% más respecto de igual período del año pasado.

"El comportamiento del primer bimestre es el resultado del trabajo que se viene realizando de manera conjunta entre sector público y privado y es una muestra de que no hay que perder la dirección ni el foco del camino emprendido", dijo Luis Fernando Peláez Gamboa.

"De acuerdo a las proyecciones preliminares, este año estaremos superando las 570.000 unidades de producción, un volumen que se encuentra aún distante de la meta planteada del millón de unidades y muestra el desafío que tenemos por delante", agregó el presidente de Adefa.

La producción del bimestre aumentó 20%, netamente alentada por la creciente demanda externa que creció 30,7%, habida cuenta de que los pedidos para colocar en el mercado doméstico apenas se incrementaron 4,1%, pese a que el total se expandió 17%, de la mano de la sostenida penetración de los equipos foráneos, principalmente provenientes de Brasil; en ese caso subieron 30,7 por ciento.

Un aumento similar acusó el déficit de la balanza comercial en el bimestre, medido en unidades: ascendió a 78.893 máquinas.

Seguí leyendo: