(Foto de Zocky vía Stocksy)
(Foto de Zocky vía Stocksy)

Amy McClanahan de San Diego está demandando a John Wright, un pastor y profesor universitario, por agresión sexual y violación.

Una mujer de San Diego está demandando a su ex pastor por agresión sexual y violación, alegando que la obligó a realizar actos sexuales diciéndole que curarían su trastorno de estrés postraumático.

Amy McClanahan ha acusado a John Wright, pastor y profesor de la Universidad Point Loma Nazarene, de manipularla repetidamente para mantener relaciones sexuales después de asegurarle que tenía la capacidad de curar su trastorno de estrés postraumático. 10News informa que McClanahan ha hecho pública su historia para alentar a otros sobrevivientes de conductas sexuales inapropiadas a dar un paso al frente y levantar la voz.

McClanahan conoció a Wright en 2014, cuando era su alumna en Point Loma. "Tomé una clase con él y me ofreció que asistiera a su iglesia", dijo la estudiante de 23 años a 10News.

Luego, ella empezó a asistir a la iglesia de Wright, la Iglesia Church of Nazarene en Mid-City, y empezó a verlo como un mentor. Cuando le reveló los detalles del abuso sexual que sufrió en su niñez, él supuestamente afirmó ser capaz de "curarla".

"Creo que lo hizo porque yo estaba en un estado muy vulnerable", le dijo McClanahan a 10News. Comenzaron a reunirse regularmente y se desarrolló una relación sexual. En intercambios de texto proporcionados a 10News, Wright "le promete" que "todo su trauma desaparecerá" cuando él realice actos sexuales con ella.

McClanahan también le proporcionó a 10News una grabación de audio de una persona que ella afirma que es Wright, disculpándose por su presunta conducta inapropiada. "Pensé que te estaba curando", dice una voz masculina angustiada en la grabación. "Lo siento".

Los documentos judiciales presentados por McClanahan contra Wright exponen sus alegatos de manera más extensa. "En todos los momentos relevantes, A.M. (Amy McClanahan) no aceptó o no pudo consentir ninguna relación sexual o ningún otro acto sexual porque Wright usó su posición de autoridad sobre ella y su conocimiento de su pasado como víctima de abuso sexual para obligarla a realizar actos que de otra manera ella no habría consentido", dice la demanda. "Wright usó fuerza emocional, verbal y física para obligar a A.M. a tener relaciones sexuales con él en cientos de ocasiones bajo el pretexto de que la estaba ayudando a sanar su trastorno de estrés postraumático".

La demanda establece que McClanahan sufre de lesiones físicas, mentales y emocionales como resultado de su conducta inapropiada.

Wright y su esposa, identificada solo por la "K" inicial en sus presentaciones ante el tribunal, están contrademandando a McClanahan y pidiendo indemnización por la imposición intencional de angustia emocional. Los documentos del tribunal alegan que ella también violó el código penal de California al grabar a Wright sin consentimiento cuando registró una conversación telefónica con él y cuando hizo una captura de pantalla de sus genitales durante una conversación por Skype.

Su demanda afirma que la relación sexual entre McClanahan y Wright fue consensual y terminó después de que Wright se negara a salir con ella en público. Afirma que ella "tenía la intención de vengarse de (John Wright) por terminar su relación con ella" y afirma que McClanahan hostigó repetidamente a la pareja, e incluyen un incidente en el que ella interrumpió un servicio religioso en diciembre de 2017 "atacando y amenazando verbalmente" a la esposa de Wright y "empujando físicamente" a otro pastor.

Los Wright consiguieron órdenes de restricción temporales contra McClanahan, mientras que McClanahan también está demandando a la Iglesia Church of Nazarene en Mid-City por negligencia y por la contratación y la administración de Wright. 10News informa que Wright también ha sido suspendido de sus responsabilidades académicas y pastorales.

Publicado originalmente en VICE.com.