Diez preguntas que siempre has querido hacerle a un piloto

Por Christina Hertel

(Fotos cortesía de Manuel, el piloto)
(Fotos cortesía de Manuel, el piloto)

"En los vuelos de larga distancia, hay una cabina para que la tripulación duerma, y la gente siempre se mete ahí para practicar sexo".

Ser miembro de la tripulación de cabina solía ser una profesión glamurosa, pero desde que los pasajeros empezaron a embarcar en pijama y las líneas aéreas comenzaron a amenazar con cobrar el uso del baño, perdió todo el encanto.

Además, resulta caro, ya que los vuelos no son nada baratos y, aunque no hay ninguna garantía de conseguir trabajo después de formarse como piloto, la formación es más cara que comprar una casa. Manuel, de Alemania, no encontró trabajo de lo suyo durante unos cuantos años tras obtener su titulación, pero la suerte se puso de su lado cuando se trasladó al Reino Unido. Ahora lleva a turistas por toda Europa.

Manuel estaba muy interesado en responder a todas las preguntas que siempre he querido hacerle a un piloto, pero en la entrevista no quiso decir su apellido ni la línea aérea para la que trabaja. No obstante, sí que quiso remarcar que la profesión de piloto es la mejor del mundo.

VICE: Llevando un avión ¿trabajas de verdad o simplemente activas el piloto automático y ya está?
Manuel: Yo utilizo el piloto automático desde poco después del despegue hasta justo antes del aterrizaje, vamos, durante casi todo el vuelo. La línea aérea para la que trabajo lo exige para así evitar que los pilotos empiecen a hacer locuras mientras vuelan. Lo que pasó hace años es que hubo pilotos que aceleraban cuando se aproximaban al aeropuerto, y eso es muy peligroso. Supone un gran gasto de gasolina, porque el avión, quizá, necesita coger altura de nuevo para realizar otro aterrizaje.

Pero cuando estás a gran altura, lo único que tienes que hacer es vigilar que todo esté correcto y controlar la velocidad. Es en ese punto cuando te empiezas a volver un poco loco. Es otro de los motivos por los que es bueno utilizar el piloto automático, ya que, de todas maneras, solo hace lo que yo le pido que haga. Previamente, de forma manual, tengo que ajustar todos los detalles sobre la altitud, la ruta y la velocidad. En los vuelos largos, cuando no hay ningún imprevisto, leo el diario o algún libro, o miro las estrellas. También tenemos un iPad con un PDF de 20.000 páginas con todos los manuales e información sobre los aeropuertos. Así nos distraemos.

Mucha de la gente que pagó esa cantidad de dinero para formarse nunca logró encontrar un trabajo de piloto

VICE: ¿Cuánto ganas?
Manuel: 
Gano entre 8.000 y 10.000 euros brutos al mes. Pero el tópico de que los pilotos ganamos muchísimo dinero ya no es cierto. Hay muchos pilotos cuyos salarios son bastante justos para sobrevivir. Algunos solo ganan 1.200 euros al mes los primeros años, sueldo con el que se supone deben pagar el costo de la formación tan cara que reciben.

Si quieres ser piloto, debes ser capaz y estar dispuesto a desembolsar una gran cantidad de dinero. Yo tuve que pedir un préstamo para mi formación. Me costó más de 115.000 euros. No pude pedirlo a mi nombre, pero mis padres me ayudaron. Después de la formación, no encontré trabajo en ninguna línea aérea durante tres años. Mucha de la gente que pagó esa cantidad de dinero para formarse nunca logró encontrar un trabajo de piloto.

VICE: ¿Es cierto que muchos pilotos son alcohólicos?
Manuel: 
No creo que haya más alcohólicos en esta profesión que en cualquier otra, pero sí he escuchado historias de pilotos que han conducido aviones bajo los efectos del alcohol. Hay un programa de Alcohólicos Anónimos para pilotos en Alemania, y también un test de alcoholemia antes y después de los vuelos. Los controles son bastante estrictos por lo general.

VICE: ¿Puedes traficar drogas en tus vuelos?
Manuel: 
A mí nunca me lo han pedido, pero no sería fácil, ya que, como parte de la tripulación, nos examinan más a fondo que a los pasajeros. Nosotros pasamos el mismo control que cualquier persona, aunque lo hacemos aparte para evitar las colas. Pero el proceso es el mismo e incluso, a veces, más estricto. Por ejemplo, a los pasajeros se les permite llevar con ellos bienes con valor de 430 euros, mientras que la tripulación solo puede llevar bienes de 70 euros de valor.

Como no habíamos podido aterrizar a tiempo y teníamos todas las papeletas para caer por el barranco y estrellarnos, tuve que ponerme en el sitio del piloto e intentar aterrizar
VICE: ¿Has estado alguna vez a punto de estrellar un avión?

Manuel: Bueno, algunas cosillas sí que me han pasado. Una vez, por ejemplo, un generador se rompió. Otra vez, el piloto automático dejó de funcionar. Cuando más me asusté fue durante un aterrizaje en Bristol, en el que iba de copiloto. Las pistas en Bristol son cortas y hay un barranco muy pendiente al final de ellas. Además, ese día había viento y llovía, y al capitán se le pasó el mejor momento para aterrizar, así que nos quedamos sobrevolando la pista. Como no habíamos podido aterrizar a tiempo y teníamos todas las papeletas para caer por el barranco y estrellarnos, tuve que ponerme en el sitio del piloto e intentar aterrizar.

El piloto estaba petrificado, no podía moverse, y tuve que quitarle la mano de la palanca. Después de aterrizar, se deshizo en disculpas, así que no le di mayor importancia. Los pasajeros ni se enteraron de lo poco que nos faltó para estrellarnos.

VICE: ¿Con cuántas azafatas de vuelo te has acostado?
Manuel: 
Nunca me he acostado con ninguna y tampoco he practicado nunca sexo en un avión, pero lo que se dice de los pilotos y las azafatas es cierto. Cada día algún compañero me cuenta con quién se ha acostado la noche o el día anterior. En los vuelos de larga distancia, hay una cabina para que la tripulación duerma, y la gente siempre se mete ahí a practicar sexo. También he escuchado historias de capitanes que se lo montan con copilotos en la cabina.

VICE: ¿El uniforme ayuda a la hora de llamar la atención de las mujeres?
Manuel: 
Bueno, yo siempre intento llevar el uniforme muy limpio, y siempre me aseguro de que los pantalones, la camisa y la corbata estén planchados. Pero después del trabajo, me quito el uniforme lo más rápido posible para no llamar demasiado la atención. Todo el mundo te mira cuando llevas el traje, tanto en el aeropuerto como en cualquier otro lugar. Las mujeres siempre me ignoran cuando estoy en bares y discotecas, pero de camino al aeropuerto todas se me quedan mirando.

VICE: ¿Qué catástrofe puede pasar si no pongo el móvil en modo avión?
Manuel: 
Si solo un pasajero no pone el móvil en modo avión, es muy improbable que pase algo, pero si más gente hace lo mismo cerca de la cabina, nosotros escucharíamos ruido en nuestros auriculares. Es un ruido mucho más fuerte que la radio y puede alterar nuestros dispositivos de navegación. No el GPS en sí, pero sí los dispositivos que tenemos para sustituir al GPS en caso de que pase algo.

VICE: Cuando el copiloto alemán Andreas Lubitz estrelló intencionadamente un avión de Germanwings en marzo de 2015, ¿tuvo ese suceso alguna repercusión en los pilotos?
Manuel: 
Yo no trabajo para una aerolínea alemana, pero soy alemán. Algunos de mis compañeros han hecho algunas bromas tontas sobre el tema. Una vez, estábamos sentados en la cabina y una azafata me preguntó si iba a estrellar el avión también. Seguramente lo dijo en broma, pero yo suelo tomarme este tipo de cosas muy en serio.

Cuando entras en un proceso de selección de cualquier compañía aérea, siempre pasas un test psicológico, que es lo que más peso tiene en dicho proceso

Creo que la compañía aérea Lufthansa, a la que Germanwings está asociada, debería haberse tomado más en serio las consecuencias que tuvo el accidente provocado por Lubitz. Ellos eran muy conscientes de los problemas mentales que padecía. Cuando entras en un proceso de selección de cualquier compañía aérea, siempre pasas un test psicológico, que es lo que más peso tiene en dicho proceso. Y a él lo contrataron, aunque ya tenía problemas por aquel entonces. Incluso llegó a faltar a la formación durante unos meses para tratar su depresión. La aerolínea nunca se disculpó por lo que pasó, y creo que deberían haberlo hecho.

VICE: ¿Cómo te sientes al ser responsable de tantas vidas?
Manuel: 
Está claro que es una gran responsabilidad, pero también es increíble el hecho de tener la autoridad de ordenar a los que están alrededor tuyo para asegurarte de que todo el mundo está bien. Tanto la tripulación de cabina como la de tierra deben hacer todo lo que tú digas. Y cuando concluyes la jornada, te sientes muy bien al darte cuenta de que podrían haber pasado muchas desgracias, pero tú has conseguido llevar a cientos de personas sanas y salvas a sus casas.

Publicado originalmente en VICE.com.

TE PUEDE INTERESAR