Juan Guaido, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
Juan Guaido, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

"El único temor que tenemos es el no poder ser libre, estamos conscientes de que hasta asesinan, conocemos los riesgos, pero estamos firmes", aseguró Juan Guaidó en las puertas de la Asamblea Nacional, escoltado por los diputados, en una conferencia de prensa improvisada luego de que el Tribunal Supremo de Justicia anulara todos los actos del Parlamento.

"Este Parlamento se mantiene muy firme con las decisiones tomadas", afirmó el opositor sobre el decreto del Supremo, que reitera el "desacato" en el que declaró a este cuerpo en 2016 y, por tanto, el "ejercicio írrito del poder público" del propio Guaidó. Para él, es una"aberración" jurídica y política.

Además, afirmó que "la ruta" es clara: "Cese de usurpación, transición, elecciones libres".

"Los magistrados exprés han visto los cabildos abiertos, las Fuerzas Armadas nacionales han visto los cabildos abiertos, hay está muy clara la fuerza y el poder, no hay nada que decirle a esos magistrados", añadió al tiempo que reiteró la invitación a todos los venezolanos a marchar este próximo miércoles 23.

La semana pasada, Guaidó había advertido el movimiento del Supremo, al que la oposición señala de tener corte oficialista, y había dicho que la corte no tiene "mandato" para anular las decisiones del Parlamento.

El Parlamento declaró el día 14 que Maduro, en el poder desde 2013, "usurpa" la Presidencia desde hace casi dos semanas, cuando juró ante el Supremo un nuevo mandato que le mantendrá en el poder, al menos, hasta 2025.  Además, el Legislativo acordó pedir a 46 países que no permitan al Gobierno de Maduro disponer de los activos y fondos de Venezuela en esos territorios, y dictó un decreto ley de amnistía para garantizar la "reinserción" de los funcionarios civiles y militares que ayuden a restaurar el orden constitucional.

Guaidó destacó hoy la sanción en la Cámara de esta ley al puntualizar la sublevación de un grupo de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), que finalmente fue "rendido y capturado", según un comunicado de la Fuerza Armada, y señalar que solo la Constitución y el ordenamiento emitido por el Legislativo "protegen".

La propuesta de Guaidó es la comunicación directa con los venezolanos. Así, miles de venezolanos han participado los últimos nueve días en las decenas de cabildos que se han organizado en todos los estados del país para hablar sobre esa "ruta" con la que esperan sacar del poder al presidente Nicolás Maduro, que juró la semana pasada para gobernar hasta el año 2025.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: