Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana que se expresaron este lunes en rechazo al régimen de Nicolás Maduro publicaron un tenso intercambio que sostuvieron con un mayor general, quien se acercó a conversar en medio del llamado a levantamiento que realizaron en un comando de Caracas.

"Le vamos a mandar un mensaje a toda Venezuela de que nosotros también estamos padeciendo lo mismo que está padeciendo el pueblo de Venezuela", indicó uno de los militares en el inicio del video publicado por la agrupación Soldados de Franelas.

Los uniformados rodean a un sujeto que aparenta una jerarquía superior y cuyo rango es mayor general, según se nombra en la charla. "Te voy a decir algo, compadre, esa no es la actitud", responde el militar, lo que motivó un rechazo de los sublevados.

"Tienen razón en lo que dicen", admitió luego.

La conversación se produjo luego de que se hayan escuchado disparos y detonaciones en el comando de Cotiza, en el noreste de Caracas, desde donde se publicaron múltiples videos en el que se invocaba a las Fuerzas Armadas y a la población a manifestarse contra el régimen. Por ello, los militares reclaman al superior el haber recibido disparos por parte de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), que llegaron el lugar para neutralizar a los rebeldes.

"Los que están afuera también nos están apoyando. En otros destacamentos, en redes sociales", advierte el interlocutor de los sublevados.

El mayor general, por su parte, continúa admitiendo los reclamos, pero reitera los argumentos del chavismo. "A lo mejor tendrás razón, en que no se le atiende muchas necesidades. Tú tienes que saber quién está detrás de todo esto. ¿No has escuchado los pronunciamientos de los Estados Unidos?", indicó, culpando a Washington de la crisis en el país.

Posteriormente, un militar describe la crisis con un brutal testimonio personal. "En octubre perdí a mi bebé de cuatro meses por esta situación", señala, en referencia a la grave crisis económica y social. Por esta tragedia familiar, llamó a su comandante para tomarse unos días, pero ello generó que quede sin goce de sueldo.

"Desde diciembre estoy sin sueldo. Yo les estoy informando. No tengo una casa para vivir con mis muchachos (hijos). Tengo siete años aquí en la Guardia y no tengo un rancho donde poner a mis chicos", lamenta.

Luego, realiza una clara advertencia: "De aquí nos van a sacar muertos o presos, que lo dudo mucho".

El jerarca mostró su molestia al darse cuenta de que estaba siendo grabado y aclaró que no portaba armas. En su línea argumental, continuó: "Ustedes no solo tienen que ver con una situación particular. Pareciera que no estás analizando lo que está pasando. Toda la posición que tienen esos países en contra de Venezuela, porque lo que quieren es nuestros recursos. Nuestra posición geográfica, nuestros recursos naturales".

Además, acusó a los rebeldes de apoyar a "los que promovieron las guarimbas", en referencia a las protestas que derivan en uso de violencia. Y concluyó, antes que se corte la grabación: "Te adelanto algo. Con todo el respeto que se corresponde. Tenemos que tener criterio, estamos jugando directamente con vidas, con seres humanos".

Horas después de los altercados, y con un fuerte respaldo de los vecinos de la zona hacia los rebeldes, el Ministerio de Defensa informó en un comunicado que se detuvo a los militares implicados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: