Durante seis horas, colectivos chavistas no permitieron la salida de diputados, periodistas y demás trabajadores de la Asamblea Nacional (Parlamento), en el centro de Caracas.

El asesio al Parlamento inició a las cinco de la tarde y finalizó a las once de la noche, cuando los los grupos identificados con el gobierno se retiraron y los diputados pudieron salir del edificio.

Los simpatizantes del régimen de Maduro cantaron consignas, insultaron a las personas que estaban dentro del Palacio Federal y arrojaron explosivos al patio del complejo.

El diputado Jony Rahal aseveró al diario El Nacional que los diputados se encontraban resistiendo. Responsabilizó al gobierno del presidente Nicolás Maduro por lo que les pase a ellos y demás personas en el lugar. "El gobierno es el único responsable de los que nos pueda pasar", dijo.

Detalló que los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que deben cuidar el Parlamento no hicieron nada y remarcó que reprimen a manifestantes pacíficos, pero no a quienes asediaron la Asamblea.

Esta tarde, después de las cinco de la tarde encapuchados y personas identificadas con camisas de apoyo al gobierno rodearon la sede de la Asamblea Nacional y amenazaron con irrumpir en las instalaciones.

Tras las amenazas y constantes de detonaciones de fuegos artificiales usados para causar destrozos a la fachada del Palacio, quienes se encontraban reunidos participando e informando sobre la sesión ordinaria, se vieron obligados a refugiarse dentro de la sede.

Desde casi las 7:00 pm, reportaron que oficialistas amenazaron con ingresar a la Asamblea Nacional sin que el destacamento de la Guardia Nacional Bolivariana encargada de la seguridad de las instalaciones tome acciones al respecto.

La periodista Gabriela González compartió un video en el que se escuchan las consignas y amenazas de muerte de quienes se encontraban afuera, mientras que golpeaban las puertas del Palacio Federal. También informó que algunos efectivos de la GNB que deben custodiar el Palacio estaban sentados en las escalitanas.

Esta tarde, la sesión ordinaria de la Asamblea fue interrumpida luego de que diputados avistaran a efectivos de la GNB ingresando al Palacio con aproximadamente 40 cajas identificadas con el logotipo del Consejo Nacional Electoral. Tres diputados y un periodista fueron golpeados por los militares, quienes luego se negaron que se constatara el contenido de los maletines.

LEA MÁS: