Tras los escándalos, Facebook ha perdido más de 17 millones de usuarios entre 12 y 34 años (Foto: Pixabay)
Tras los escándalos, Facebook ha perdido más de 17 millones de usuarios entre 12 y 34 años (Foto: Pixabay)

Algunos empleados de Facebook habrían expresado su preocupación por el manejo de datos que estaba haciendo Cambridge Analytica tres meses antes de lo que se creía, según consta en documentos de la Corte de los Estados Unidos.

Un integrante de la compañía habría advertido a sus colegas sobre estas actividades en septiembre de 2015. Sin embargo, Facebook dijo que recién supo sobre el manejo inadecuado de datos que afectó a 87 millones de usuarios tres meses después, es decir, en diciembre de 2015.

Y añadió que las preocupaciones expresadas por empleados en septiembre no estaban vinculadas directamente con ese asunto, sino que se trataba de otra cuestión.

Esta revelación que hoy se difunde es interpretada como un engaño en las declaraciones prestadas ante el Parlamento, según publica la BBC.

"En septiembre de 2015, empleados escucharon especulaciones que decían que Cambridge Analytica estaba extrayendo datos, algo que desafortunadamente es común para cualquier servicio de internet", dijo la compañía en declaraciones reproducidas en ese portal.

Mark Zuckerberg , fundador de Facebook (Reuters)
Mark Zuckerberg , fundador de Facebook (Reuters)

Y se añadió que Facebook no tuvo conocimiento de la transferencia de datos de Kogan a Cambridge Analytica hasta diciembre de 2015. "Cuando Facebook se enteró de la violación de Kogan de las políticas de uso de datos de Facebook, tomamos medidas", dijeron desde la compañía.

Cabe recordar que el incidente de Cambridge Analytica surgió cuando se supo que esta entidad accedió a millones de datos usuarios que obtuvo a través de una app desarrollada por el investigador Aleksandr Kogan.

Esa información fue luego compartida con Cambridge Analytica y utilizada para dirigir anuncios políticos durante la última campaña electoral presidencial.

En el último tiempo, Facebook ha protagonizado varios escándalos que cuestionan las prácticas de la compañía sobre el cuidado de la privacidad y los datos de los usuarios.

De hecho ayer se supo que las contraseñas de cientos de millones de usuarios se habían almacenado en servidores internos sin encriptar. Así mismo lo reconoció la empresa ayer, aunque también dijo que no hay evidencia de que tal información haya sido visible por personas fueras de la compañía ni que hayan sido utilizadas de manera indebida.

En septiembre del año pasado también trascendió una vulnerabilidad que afectó a 50 millones de usuarios. Esta falla dejaba abierta la puerta a piratas informáticos para obtener tokens de acceso que podrían haberse usado para controlar cuentas de los usuarios. Si bien la compañía actuó para resolver la situación, alertó a usuarios y no se supo que se hubiera explotado esta vulnerabilidad ocasionando severos daños, lo cierto es que esto perjudicó la ya lastimada reputación de la empresa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: