Paul Allen falleció a los 65 años de edad (AP Photo/Elaine Thompson, File)
Paul Allen falleció a los 65 años de edad (AP Photo/Elaine Thompson, File)

Paul G. Allen, que murió el lunes por complicaciones de un linfoma no Hodgkin, tenía muchas pasiones. Además de ser empresario y pionero en el mundo de las computación moderna, era filántropo, amaba el rock and roll, los deportes y tenía una curiosidad innata por el saber que lo acompañó toda su vida.

"Si tiene el potencial de hacer el bien, entonces deberíamos hacerlo", dijo Bill Gates citando a Allen. Ellos se conocieron cuando eran estudiantes, en un secundario privado en Seattle llamado Lakeside School.

Paul Allen y Bill Gates en los años 70.
Paul Allen y Bill Gates en los años 70.

Luego Allen cursó en la Universidad Estatal de Washington. A los dos años dejó los estudios, al igual que Gates, para poder darle forma a un sueño: que hubiera una computadora en cada hogar.

Fue el comienzo de una larga relación que derivó en la creación de Microsoft. Allen fue quien pensó en el nombre que hoy es una de las marcas más reconocidas en el mundo tecnológico. Microsoft nació en Albuquerque, Nuevo México, y su primer producto fue un lenguaje informático para la computadora personal Altair Hobby-Kit.

El crecimiento de Microsoft

Tras el éxito de ventas de su lenguaje de programación, MS-Basic, Microsoft se trasladó, en 1979, a Bellevue, Washington; muy cerca de Redmond donde se instalarían definitivamente las oficinas centrales.

La gran oportunidad para la compañía llegó en 1980, cuando IBM Corp le pidió a Microsoft que le diseñara el sistema operativo. Allen y Gates aceptaron la propuesta de inmediato aunque no tenían en ese entonces nada concreto para ofrecer.

¿Cómo lo resolvieron? Compraron un sistema operativo llamado QDOS de otra empresa nueva en Seattle por USD 50.000, adaptaron el producto y se lo entregaron a IBM. Así, Microsoft se convertía en una compañía con posición dominante en la industria de las computadoras personales.

En 1983 se lanzaron las primeras versiones de dos productos clásicos de Microsoft, Microsoft Word y el sistema operativo Windows. En 1991, el 93% de las computadoras personales del mundo utilizaban los sistemas operativos de Microsoft.

Bill Gates y Paul Allen en un estadio compartiendo una de las pasiones del ex directivo de Apple, los deportes (AP Photo/Elaine Thompson, File)
Bill Gates y Paul Allen en un estadio compartiendo una de las pasiones del ex directivo de Apple, los deportes (AP Photo/Elaine Thompson, File)

Allen se desempeñó como vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de nuevos productos de Microsoft hasta 1983, cuando, tras ser diagnosticado con la enfermedad de Hodgkin, decidió renunciar.

Allen se destacó por su intelecto y capacidad, pero no tuvo puesto el foco en el negocio. El que más supo explotar ese costado fue Bill Gates. Siempre se dice que fue él quien desarrolló el aspecto comercial de la compañía. Y también quién más supo sacar rédito de esto.

Si bien los dos fundaron la empresa, el acuerdo inicial fue que la propiedad se repartiría en un 60% para Gates y el 40% restante para Allen. Unos años más tarde, y ante la insistencia de Gates, Allen terminó aceptando un 36%.

En sus memorias, Allen dijo que podría haber peleado para obtener una tajada mayor, pero se dio cuenta de que su "corazón no estaba puesto en eso", y por eso aceptó. De todos modos, destacó que fueron "socios extraordinarios".

"A pesar de nuestras diferencias, pocos cofundadores habían compartido una visión tan unificada, tal vez Hewlett y Packard y Sergey Brin y Larry Page de Google, pero era una lista corta", destacó.

Filantropía y amor por el saber

Allen invirtió parte de la fortuna que hizo en la compañía en investigación para mejorar la ciencia, educación y la tecnología. Se estima que donó más de USD 2.000 millones a estas causas, según publicó AP.

Financió expediciones submarinas, lo cual permitió encontrar importantes reliquias submarinas, entre ellas un portaaviones estadounidense perdido durante la Segunda Guerra Mundial.

“El hombre de las ideas”, las memorias de Paul Allen.
“El hombre de las ideas”, las memorias de Paul Allen.

"Aquellos que tienen la fortuna de alcanzar una gran riqueza deberían utilizarla para el bien de la humanidad", publicó Allen hace varios años, cuando anunció que dedicaría la mayor parte de su fortuna a la caridad. Y destacó que el compromiso "nos recuerda a todos que nuestro valor no se define en última instancia por los dólares, sino por la forma en que servimos a los demás".

En 1986, Allen fundó, junto con su hermana Jody, Vulcan, desde donde se gestionaron muchas de sus iniciativas comerciales y filantrópicas. Fundó el Instituto Allen para la Ciencia del Cerebro y la firma aeroespacial Stratolaunch que desarrolló un avión diseñado para lanzar satélites a la órbita.

También financió el SpaceShipOne del diseñador aeroespacial Burt Rutan, que en 2004 se convirtió en la primera nave espacial tripulada de desarrollo privado en alcanzar el espacio.

Paul Allen con Bob Whitsitt, presidente de los Blazers y Bill Gates celebrando una victoria del equipo Blazers ante Los Angeles Lakers (AP Photo/Jack Smith, File)
Paul Allen con Bob Whitsitt, presidente de los Blazers y Bill Gates celebrando una victoria del equipo Blazers ante Los Angeles Lakers (AP Photo/Jack Smith, File)

La tecnología de SpaceShipOne está siendo utilizada actualmente por Sir Richard Branson para Virgin Galactic. El empresario está probando un diseño para transportar turistas hacia regiones más bajas del espacio.

Allan fue un incansable propulsor del avance tecnológico: apoyó diferentes investigaciones sobre el poder de fusión nuclear y decenas de nuevas empresas de tecnología.

Pasión por la música y los deportes

Allen tocaba la guitarra, amaba el rock y creía que era una parte esencial de las raíces culturales de su país. A tal punto que construyó un imponente museo sobre cultura pop en su ciudad natal.

Paul Allen tocando la guitarra en Seattle (AP Photo/Elaine Thompson, file)
Paul Allen tocando la guitarra en Seattle (AP Photo/Elaine Thompson, file)

En su casa tenía una nutrida colección de objetos valiosos que incluían desde la guitarra que tocó Jimi Hendrix en Woodstock hasta aviones de guerra y yates.

En 1988 compró el equipo de baloncesto profesional Portland Trail Blazers. "Para un verdadero fanático del juego, éste es un sueño hecho realidad", le dijo a AP.

También fue uno de los dueños de los Seattle Sounders FC, un equipo de fútbol de las grandes ligas, y compró los Seattle Seahawks.

"Mi hermano era una persona notable en todos los sentidos", dijo su hermana Jody Allen en un comunicado. "La familia y los amigos de Paul fueron bendecidos al experimentar su ingenio, calidez, generosidad y profunda preocupación", concluyó.

Con información de AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: