Putin ordenó desplegar al Ejército ruso en los territorios separatistas de Ucrania

Dos decretos del presidente ruso piden al ministerio de Defensa que “las fuerzas armadas (asuman) las funciones de mantenimiento de la paz en el territorio” de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk

FOTO DE ARCHIVO: Un soldado ruso pasa junto a un carro de combate T-72B3 durante unas maniobras realizadas por el Distrito Militar Sur de Rusia en la región de Rostov (REUTERS/Sergey Pivovarov)
FOTO DE ARCHIVO: Un soldado ruso pasa junto a un carro de combate T-72B3 durante unas maniobras realizadas por el Distrito Militar Sur de Rusia en la región de Rostov (REUTERS/Sergey Pivovarov)

Vladimir Putin ordenó este lunes al ejército ruso “mantener la paz” en los territorios separatistas prorrusos de Ucrania cuya independencia reconoció.

Dos decretos del presidente ruso piden al ministerio de Defensa que “las fuerzas armadas de Rusia (asuman) las funciones de mantenimiento de la paz en el territorio” de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk.

Mientras tanto, Ucrania sigue considerando las regiones de Donetsk y Lugansk, incluido las zonas controladas por los separatistas prorrusos, parte de su territorio, aseguró hoy Oleksii Danílov, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional.

Danílov subrayó en rueda de prensa que Kiev seguirá cumpliendo “sus obligaciones” con “todos los habitantes” del Donbás tras el reconocimiento de la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas por el presidente ruso, Vladímir Putin.

Recordó que el territorio de Ucrania son todas aquellas regiones que integran el país de acuerdo a la Constitución, lo que incluye tanto Donetsk como Lugansk y la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

Adelantó que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, intervendrá pronto ante la nación para responder “a la decisión de Putin”.

La zona en disputa desde 2014. Las fuerzas ucranianas luchan contra rebeldes apoyados indirectamente por Rusia
La zona en disputa desde 2014. Las fuerzas ucranianas luchan contra rebeldes apoyados indirectamente por Rusia

Nada más conocer las intenciones del Kremlin, Zelenski llamó al presidente de EEUU, Joe Biden, y convocó una reunión del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, que abordó los pasos a dar en materia de seguridad tras la decisión de Putin.

Previamente, Zelenski ordenó a su ministro de Exteriores, Dmitro Kuleba, que solicitara una reunión inmediata del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar medidas urgentes dirigidas a lograr una desescalada y pasos prácticos para garantizar la seguridad de su país.

Kuleba invocó el artículo 6 del Memorándum de Budapest (1994), que concedió a Ucrania garantías de seguridad a cambio de la renuncia al arsenal nuclear heredado de la antigua Unión Soviética.

Durante la reciente conferencia de Múnich, Zelenski llamó a Occidente a garantizar la seguridad de Ucrania hasta que este país no ingrese en la OTAN, algo a lo que el Kremlin se opone terminantemente.

Kiev, que denunció la muerte hoy de dos militares y un civil en ataques de las milicias prorrusas, denuncia que Moscú y los rebeldes orquestaron una campaña de desinformación sobre una inminente ofensiva ucraniana, que llevó a los rebeldes a anunciar la movilización general de los hombres mayores de edad y la evacuación a Rusia de la población civil.

Foto del lunes de un soldado ucraniano con una ametralladora en una trinchera en la localidad de Travneve, en la region de Donetsk (REUTERS/Gleb Garanich)
Foto del lunes de un soldado ucraniano con una ametralladora en una trinchera en la localidad de Travneve, en la region de Donetsk (REUTERS/Gleb Garanich)

Seguidamente, los dirigentes prorrusos pidieron el reconocimiento de su independencia al jefe del Kremlin, quien anunció el lunes su decisión tras una intervención por televisión.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, condenó la decisión de Rusia de reconocer las dos regiones separatistas del este de Ucrania como independientes como una señal de que el presidente Vladimir Putin no tenía interés en la diplomacia.

“Esta decisión representa un rechazo total de los compromisos de Rusia en virtud de los acuerdos de Minsk, contradice directamente el supuesto compromiso de Rusia con la diplomacia y es un claro ataque a la soberanía e integridad territorial de Ucrania”, dijo Blinken en un comunicado. “La decisión de Rusia es otro ejemplo más de la flagrante falta de respeto del presidente Putin por el derecho y las normas internacionales”.

(Con información de EFE y AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR