Crisis en Ucrania: Rusia dijo que la respuesta de Estados Unidos a su principal reclamo “no ha sido positiva”

Moscú lamentó que el gobierno norteamericano no descarte sumar al país en conflicto a la OTAN, pero admitió que sería posible avanzar en “cuestiones secundarias”

El presidente ruso Vladimir Putin (Sputnik/Mikhail Metzel via REUTERS)
El presidente ruso Vladimir Putin (Sputnik/Mikhail Metzel via REUTERS)

Estados Unidos no dio una respuesta positiva a la “principal” reivindicación rusa, es decir que la OTAN no se amplíe, especialmente a Ucrania, dijo este jueves el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

“No ha habido respuesta positiva a la cuestión principal” en los documentos que Moscú ha recibido de parte de Washington, pero “hay una reacción que permite esperar el inicio de una discusión seria sobre cuestiones secundarias”, dijo Lavrov en un comunicado.

Asimismo, el portavoz del Kremlin advirtió que Estados Unidos no ha tomado en cuenta sus exigencias en materia de seguridad, que son parte esencial de la crisis entre Moscú y los países occidentales sobre Ucrania y la OTAN.

“No se puede decir que nuestros puntos de vista hayan sido tomados en cuenta o que haya una voluntad de atender nuestras preocupaciones”, dijo a la prensa el jueves Dmitri Peskov, agregando que su gobierno “no se dará prisa y se tomarán tiempo para analizar” las propuestas estadounidenses recibidas la víspera.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken (Brendan Smialowski via REUTERS)
El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken (Brendan Smialowski via REUTERS)

Peskov dijo que los documentos, entregados por Washington en coordinación con sus aliados de la OTAN el miércoles, estaban en manos del presidente Vladimir Putin.

“Todos estos papeles están con el presidente”, dijo.

“No nos apresuremos a hacer evaluaciones, se necesita tiempo para analizar”, agregó.

Peskov dijo que Washington y la OTAN habían solicitado que los documentos se mantuvieran confidenciales, pero que dada la cantidad de detalles que ya habían sido revelados por funcionarios occidentales, “realmente podría no valer la pena”.

El portavoz del Kremlin Dmitry Peskov (REUTERS/Evgenia Novozhenina/archivo)
El portavoz del Kremlin Dmitry Peskov (REUTERS/Evgenia Novozhenina/archivo)

Las tensiones entre Rusia y Occidente han alcanzado un pico inédito desde la Guerra Fría después de que Moscú desplegara decenas de miles de tropas en la frontera con Ucrania, lo que generó temores de una invasión.

Rusia niega cualquier plan de invasión, pero el mes pasado presentó demandas de amplias garantías de seguridad de Occidente, incluido que nunca se le permita a Ucrania unirse a la alianza militar de la OTAN liderada por Estados Unidos.

Estados Unidos rechazó el miércoles, en su respuesta escrita a Rusia, la posibilidad de que las puertas de la OTAN se cierren a Ucrania, pero afirmó haber propuesto una “vía diplomática” para evitar una nueva guerra.

Ucrania celebra conversaciones con Rusia

El presidente de Ucrania Volodimir Zelenski recibe a una delegación de Francia y de Alemania (Europa Press)
El presidente de Ucrania Volodimir Zelenski recibe a una delegación de Francia y de Alemania (Europa Press)

Ucrania recibió el jueves los planes de Rusia de continuar las conversaciones a principios de febrero como “buenas noticias” y una señal de que Moscú tenía la intención de encontrar una solución diplomática a la crisis actual.

Crece la preocupación mundial por una posible invasión rusa de Ucrania, ya que decenas de miles de soldados rusos se han estacionado en la frontera en las últimas semanas.

Altos funcionarios rusos y ucranianos se reunieron el miércoles en París con representantes de Francia y Alemania.

“La buena noticia es que los asesores acordaron reunirse en Berlín en dos semanas, lo que significa que al menos durante las próximas dos semanas, es probable que Rusia permanezca en la vía diplomática”, dijo a periodistas el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en Copenhague después de conversaciones con su homólogo danés.

Señaló que si bien “no hubo grandes cambios” después de la reunión del miércoles, “el acuerdo para continuar las discusiones es bueno”.

No obstante, pidió a Occidente que fortalezca su cooperación militar y de defensa con Kiev.

“Si bien soy un gran admirador del poder blando, me temo que este es realmente el momento de usar el poder duro”, dijo el canciller ucraniano. “Una Ucrania fuerte es la mejor medida de disuasión en sí misma”.

También elogió a la administración estadounidense por “consultarnos antes de hablar con los rusos”.

Pero recordó que Kiev “no permitirá que nadie, ni siquiera nuestros amigos, nos impongan concesiones” e insistió en que corresponde a Rusia hacer concesiones.

Mientras tanto, Dinamarca anunció el jueves un paquete de ayuda de 550 millones de coronas (83 millones de dólares, 74 millones de euros) para Ucrania entre 2022 y 2026.

“Todos los países pueden hacer algo si tienen voluntad política. Y cuando no la tienen, encuentran excusas para no hacer nada”, dijo Kuleba en un golpe apenas disimulado a Alemania, que se ha negado a proporcionar armas a Ucrania.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR