Militares polacos repelieron con agua, gas y granadas aturdidoras a los migrantes que intentaron cruzar la frontera desde Bielorrusia

Había más de 1.200 personas concentrados en la frontera, que rompieron vallas y arrojaron piedras a los efectivos pugnando por entrar al país

TE PUEDE INTERESAR