Crisis energética en China: la provincia de Guangdong aumentó un 25% los precios de la electricidad para las industrias

Se prevé que la misma medida podría ser adoptada en otras regiones del país. Por el momento no aplica para hogares y empresas no industriales

La provincia china de Guangdong aumentará los precios de electricidad para el sector industrial (Foto: EFE)
La provincia china de Guangdong aumentará los precios de electricidad para el sector industrial (Foto: EFE)

Cada vez son más los efectos que sufre China a raíz de la crisis energética que azota al país desde hace días. A partir de este viernes, la provincia de Guangdong, centro manufacturero ubicado al sur, aumentará un 25% los precios de la electricidad durante las horas pico.

Tao Feida, subdirector general del centro de atención al cliente de China Southern Power Grid, comentó a la cadena estatal CCTV que la medida sólo aplica a los usuarios industriales, y no a hogares ni empresas no industriales.

De esta manera, serán tres horas diarias en las que se aplicará el aumento a la electricidad: de 11 a 12 del mediodía, y de 3 a 5 de la tarde.

Cheng Renli, subdirector general del centro de control de China Southern Power Grid en Shenzhen, también abogó por que las empresas utilicen la energía durante las horas de menor consumo para evitar un descenso de la productividad.

De acuerdo a lo consignado por South China Morning Post, este aumento de los precios sobre la electricidad puede ayudar a compensar la escasez de suministro, debido a que el coste récord del carbón térmico redujo la rentabilidad de las empresas eléctricas que, a su vez, no están dispuestas a generar electricidad mientras los precios sigan limitados a las tarifas reguladas por el régimen de Xi Jinping.

En el marco de la llamada economía planificada de Beijing, las provincias están habilitadas a subir o bajar los precios de la electricidad hasta un 10%. Los aumentos superiores a ese porcentaje son pocos comunes, en general provocan delicadas negociaciones entre los gobiernos locales y Beijing. Pero en el contexto de la actual crisis, las autoridades lograron un consenso.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), el planificador económico del país, anunció por ejemplo que permitiría que las tarifas eléctricas reflejaran la oferta y la demanda. No obstante, todavía no reveló detalles sobre las reformas de precios previstas.

Planta energética de carbón en Shenyang, Liaoning (Foto: Reuters)
Planta energética de carbón en Shenyang, Liaoning (Foto: Reuters)

En el caso de Guangdong, el aumento de precios estaba previsto desde hace semanas. El domingo pasado China South Power Grid solicitó a los residentes y a las empresas a conservar la energía en respuesta a la escasez de suministro eléctrico en la región del sur.

Con el objetivo de conservar la mayor energía posible, las regiones de Guangzhou y Shenzhen no realizarán espectáculos de luz para celebrar el Día Nacional de China, el próximo 1 de octubre. Asimismo, se reducirá el suministro de energía a las luces de las calles, según informó la prensa estatal.

Bo Zhuang, analista de Loomis Sayles Investments Asia, consideró que es probable que las medidas de Guangdong desencadenen una oleada de subidas del precio de la electricidad en otras provincias en las próximas semanas.

“Puede que no sea una política nacional, pero al menos más de la mitad del país [se moverá] para aumentar los precios”, dijo Zhuang, añadiendo que la política de importación de carbón de China, junto con la escasez mundial de carbón, son algunos de los principales factores que impulsan el aumento de los costes de la energía.

“Los gobiernos locales también están luchando [por el carbón] entre ellos”, remarcó.

La escasez de carbón está afectando a gran parte del mundo, pero China es uno de los países más afectados por su gran dependencia de la electricidad de carbón.

Por su parte, la crisis energética que atraviesa China provocó una ola de apagones sin precedentes en el país, mientras las fábricas locales se han visto obligadas a reducir la producción, lo que amenaza con ralentizar una economía que viene agobiada por la crisis inmobiliaria y de deuda.

Cada vez son más los cortes que sufren los hogares chinos por la crisis energética que atraviesa el país (Foto: REUTERS/Stringer)
Cada vez son más los cortes que sufren los hogares chinos por la crisis energética que atraviesa el país (Foto: REUTERS/Stringer)

Si bien los problemas energéticos se vienen registrando desde hace tiempo, en la última semana han ido en ascenso. Por ese motivo, ya 20 de las 31 provincias y regiones continentales se vieron obligadas a cortar la electricidad de forma intermitente, provocando cierres de fábricas y apagones en miles de hogares.

La capital Beijing, incluso, puso en marcha en las últimas horas un plan de racionamiento de energía ante esta situación. Una situación que era habitual en la década de los 2000, cuando los cortes eran rutinarios, pero que luego se estabilizó en los últimos diez años.

En medio de esta crisis, la actividad industrial en China se contrajo en septiembre por primera vez desde febrero de 2020, cuando el confinamiento decretado por el coronavirus paralizó la economía, revelaron datos oficiales publicados este jueves.

La economía china se recuperó rápidamente de la crisis provocada por la pandemia el año pasado, pero el impulso se ha debilitado en los últimos meses, y su vasto sector manufacturero se ha visto afectado por el aumento de los costes, los cuellos de botella en la producción y el racionamiento de electricidad.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR