Australia lamentó la llamada a consultas del embajador francés por la anulación del contrato de venta de submarinos

El Gobierno de Canberra dijo que la decisión de romper el pedido con el país galo y firmar el acuerdo de defensa con Estados Unidos y Reino Unido se realizó en consonancia con sus “intereses de seguridad nacional” en la región del Indo-Pacífico

El primer ministro australiano, Scott Morrison, en una imagen de archivo. EFE/EPA/MICK TSIKAS
El primer ministro australiano, Scott Morrison, en una imagen de archivo. EFE/EPA/MICK TSIKAS

El Gobierno australiano lamentó este sábado que Francia haya llamado a consultas a su embajador en Canberra tras el acuerdo de defensa de Australia con Estados Unidos y Reino Unido que implica la anulación de un pedido de submarinos franceses.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores australiano señaló que la decisión de romper el pedido con Francia y firmar el acuerdo con EE.UU. y Reino Unido se realizó en consonancia con sus “intereses de seguridad nacional” en la región del Indo Pacífico.

“Australia valora su relación con Francia, que es un importante socio y contribuyente vital a la estabilidad, particularmente en el Indo Pacífico. Esto no cambiará”, dice el comunicado citado por el portal de la cadena australiana ABC.

“Esperamos poder retomar los contactos con Francia en muchos asuntos de interés compartido, basado en valores compartidos”, agregó el portavoz australiano.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (d), pronuncia comentarios sobre una iniciativa de seguridad nacional en la Casa Blanca, junto al primer ministro australiano Scott Morrison (i), y el primer ministro británico Boris Johnson quienes participaron virtualmente. EFE/EPA/Oliver Contreras / POOL
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (d), pronuncia comentarios sobre una iniciativa de seguridad nacional en la Casa Blanca, junto al primer ministro australiano Scott Morrison (i), y el primer ministro británico Boris Johnson quienes participaron virtualmente. EFE/EPA/Oliver Contreras / POOL

La tensión se generó después de que el pasado miércoles Estados Unidos, Reino Unido y Australia anunciaran una alianza de defensa en la región indopacífica que tiene como primer efecto el anuncio de la cancelación de un contrato que Canberra había firmado con París para la compra de submarinos convencionales valorado en unos 56.000 millones de euros (65.000 millones de dólares).

A cambio, Australia se compromete a estudiar la compra de submarinos estadounidenses de propulsión nuclear.

En una entrevista el viernes con ABC, el embajador francés en Australia, Jean-Pierre Thebault, indicó que se enteró por la prensa de la decisión de Australia de romper el contrato para la fabricación de los submarinos firmado en 2016 con el grupo francés Naval.

“Fuimos ignorados deliberadamente”, señaló el embajador francés, quien agregó que ha sido una vulneración de la confianza entre ambos países.

“¿Es posible que ignores, que ni menciones, que incluso te niegues a discutir semejante asunto con un socio de confianza como Francia?”, indicó.

FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado en Washington, EE. UU., 16 de septiembre de 2021. Andrew Harnik / Pool vía REUTERS
FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado en Washington, EE. UU., 16 de septiembre de 2021. Andrew Harnik / Pool vía REUTERS

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que Estados Unidos lamentaba la decisión francesa y habían estado en estrecho contacto con París al respecto, añadió que Washington se comprometería en los próximos días a resolver las diferencias con Francia.

Una fuente diplomática en Francia dijo que era la primera vez que París llamaba a sus embajadores de esta manera. El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores no mencionó a Gran Bretaña, pero una fuente diplomática dijo que París consideraba que Londres se había unido al acuerdo de forma oportunista.

“No necesitamos celebrar consultas con nuestro embajador (británico) para saber qué hacer o sacar alguna conclusión”, añadió la fuente.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro australiano, Scott Morrison, celebran una conferencia de prensa frente al Palacio del Elíseo en París, Francia, el 15 de junio de 2021. REUTERS / Pascal Rossignol
El presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro australiano, Scott Morrison, celebran una conferencia de prensa frente al Palacio del Elíseo en París, Francia, el 15 de junio de 2021. REUTERS / Pascal Rossignol

Sin embargo, el primer ministro australiano, Scott Morrison, afirmó el mismo viernes en una entrevista en la radio que en junio comentó al presidente francés, Emmanuel Macron, sus dudas sobre la conveniencia de los submarinos franceses dadas las necesidades en la región.

“Le dejé meridianamente claro, tuvimos una larga cena en París, nuestra preocupación sobre la idoneidad de los submarinos convencionales para afrontar el nuevo entorno estratégico que tenemos”, dijo Morrison.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha intentado calmar la protesta francesa, calificando a Francia de socio vital en el Indo Pacífico.

(Con información de EFE y Reuters)

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR