El G7 exigió a los talibanes que garanticen la seguridad de las personas que quieran irse de Afganistán después del 31 de agosto

Boris Johnson, anfitrión de la reunión del bloque, indicó que las potencias acordaron una hoja de ruta sobre las relaciones con el grupo insurgente y aclaró que cuentan con mecanismos para reforzar sus reclamos

Tropas estadounidenses en el aeropuerto de Kabul (Reuters)
Tropas estadounidenses en el aeropuerto de Kabul (Reuters)

Los países del G7 exigirán a los talibanes un “paso seguro” para aquellas personas que quieran abandonar Afganistán más allá del 31 de agosto, la fecha en la que las tropas de Estados Unidos prevén salir del país, afirmó este martes el primer ministro británico, Boris Johnson.

Tras presidir una reunión virtual del grupo, Johnson aseguró que las potencias occidentales cuentan con “considerables” mecanismos “económicos, diplomáticos y políticos” para respaldar esa exigencia.

Los líderes de las siete potencias acordaron “una hoja de ruta sobre cómo vamos a relacionarnos con los talibanes” en el futuro, pero “condición número uno” es “garantizar hasta el 31 de agosto y más allá, un paso seguro para los que quieran salir”, precisó.

Los dirigentes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido subrayaron que Afganistán “no debe volver a ser un refugio para el terrorismo y una fuente de ataques terroristas contra otros países”.

Los aliados de Estados Unidos, que controla el aeropuerto de Kabul, habían presionado para que la fecha sea extendida y poder evacuar a todos los colaboradores, pero los talibanes han reiterado que no planean modificar los plazos.

Sin embargo, la administración de Joe Biden decidió el martes mantener la fecha de retirada en el 31 de agosto, según medios estadounidenses, después de que los talibanes se opusieran férreamente a una prolongación y amenazaran con “consecuencias”.

En una declaración final tras la cumbre, los siete líderes expresaron su “grave preocupación” por la situación en Afganistán y lanzaron un “llamamiento a la calma y a la moderación” para garantizar la seguridad de los ciudadanos afganos e internacionales y evitar una crisis humanitaria. “Pedimos que se respeten las obligaciones derivadas del derecho internacional de los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres, las niñas y las minorías, y que se respete el derecho internacional humanitario en todas las circunstancias”, afirmaron.

El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, dejó claro el lunes que la evacuación realizada por el Reino Unido tocará a su fin en el momento en que Estados Unidos abandone Afganistán. “No creo que haya ninguna posibilidad de quedarse después (de la salida) de Estados Unidos”, afirmó.

Por su parte, Francia anunció que pondrá fin a las evacuaciones de afganos este jueves.

Noticia en desarrollo

TE PUEDE INTERESAR