En sintonía con el anuncio de Macron, pedirán pruebas antígenas en la Torre Eiffel a los visitantes que no tengan pasaporte sanitario

Los test serán gratuitos para los visitantes franceses pero los extranjeros no residentes en Francia tendrán que pagar 25 euros para hacerlo y así poder ingresar a la icónica construcción de París

Imagen de archivo de la Torre Eiffel en París desde los Jardines del Trocadero (Foto: EFE)
Imagen de archivo de la Torre Eiffel en París desde los Jardines del Trocadero (Foto: EFE)

La Torre Eiffel propondrá pruebas antígenas a los visitantes que no tengan el pasaporte sanitario anti-Covid desde el miércoles, día de entrada en vigor de esta medida en lugares culturales o de diversión que reciban al menos 50 personas, anunció el martes el gerente de esta atracción a la agencia de noticias AFP.

Desde las 8:30 del miércoles, o sea una hora antes de la apertura de las puertas de la Torre, los visitantes que no puedan mostrar el pasaporte sanitario (que prueba la vacunación completa, una prueba negativa reciente o la inmunización) deberán, si desean acceder al monumento, someterse a una prueba antigénica de resultado rápido en las carpas instaladas frente a cada una de las entradas, justo antes del control de seguridad, indicó la Sociedad de explotación de la Torre Eiffel (Sete).

Este dispositivo suplementario “garantiza a los turistas visitar el monumento en condiciones óptimas”, comentó Patrick Branco Ruivo, director general de la Sete, quien dijo “aplicar el decreto” aparecido el martes en el Diario oficial.

Estas pruebas serán gratuitas para los visitantes franceses, pero los turistas extranjeros que no residan en Francia tendrán que pagar 25 euros, como en todo Francia desde el 7 de julio.

“Se le ha avisado desde antes a nuestros visitantes”, especialmente con mensajes en todas las lenguas en el sitio internet, subraya Branco Ruivo, quien prevé en un primer tiempo 1.500 pruebas, o sea un visitante de cada diez y 20 controladores de pase sanitario.

Uno de los monumentos más visitados en el mundo, la Torre Eiffel abrió el viernes pasado al mediodía después de ocho meses de cierre, el tiempo más largo que ha permanecido cerrado desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Desde el viernes, este símbolo de París recibió entre 10.000 y 13.000 turistas diarios, es decir, el nivel esperado que corresponde a la mitad de su frecuentación habitual.

Se dispararon los contagios

Francia informó este martes que en las últimas 24 horas registró 18.181 nuevos casos del coronavirus, un incremento notable con respecto a las cifras de la semana anterior, cuando el mismo día hace una semana las autoridades habían contado 6.950 en 24 horas.

La tendencia confirma la fuerte presencia de la variante delta en Francia, hasta tres veces más contagiosa, que según el gobierno representaba la semana pasada el 80% de los nuevos casos en el país. En paralelo, cayeron los ingresos hospitalarios, pues se registraron 129 menos que este lunes y hay en total 6.912 pacientes ingresados por covid-19.

Hubo que lamentar además 33 muertes por la enfermedad, con lo que suman ya 111.525 víctimas mortales desde marzo de 2020.

Según las autoridades sanitarias, se han inyectado en total 37,8 millones de primeras dosis de vacunas, mientras que los últimos datos disponibles, del 18 de julio, muestran que 30,3 millones de personas han recibido la pauta completa.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo: