Israel declaró el estado de emergencia en Lod por los disturbios y enfrentamientos entre árabes y judíos

El ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, ha informado de la medida en la ciudad en la que se han desencadenado protestas entre los residentes. La gravedad de la situación ha obligado a Netanyahu a convocar una reunión de urgencia para abordar el tema de los disturbios

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha declarado el estado de emergencia en la ciudad mixta árabe-israelí de Lod, que se ha convertido en escenario de disturbios y enfrentamientos entre los residentes, lo que ha dejado al menos 12 heridos en las últimas horas.

El ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, ha informado del estado de emergencia civil especial en la ciudad en la que se han desencadenado protestas entre los residentes.

La gravedad de la situación en Lod, situada al sureste de Tel Aviv, ha obligado a Netanyahu a convocar una reunión de urgencia para abordar los disturbios, junto al ministro de Defensa, Benny Gantz, el comisionado de Policía, Kobi Shabtai, y otras autoridades como Ohana.

Tras la misma, se ha optado por el estado de emergencia, como ha reclamado el alcalde de Lod, Yair Revivo, quien, además, ha solicitado el despliegue de militares aludiendo a que la situación es “demasiado grande para la Policía”, informa ‘The Times of Israel’.

“Este es un incidente gigante. Todo el trabajo que hemos hecho aquí durante años, sobre la convivencia, se ha ido por el desagüe”, ha lamentado.

Así, el ministro de Defensa ha ordenado a las compañías de la Policía Fronteriza, que apoyan al Ejército Israelí actualmente, desviarse a la ciudad central de Lod y otras de población mixta donde también se experimentan disturbios.

Disturbios en Israel
Disturbios en Israel

Lod se ha visto envuelto desde este martes en “una pérdida de control”, con la quema de sinagogas, coches incendiados o tiendas vandalizadas, como ha precisado el alcalde, que ha dicho que “cientos de matones árabes deambulan por las calles” y “se están lanzando bombas de gasolina contra hogares judíos”. “La guerra civil ha estallado en Lod”, ha aseverado.

Según el Canal 12, tres sinagogas y numerosas tiendas han sido incendiadas en la ciudad, y la Policía ha escoltado a algunos residentes judíos aterrorizados a sus casas. La misma cadena ha mostrado imágenes de residentes judíos arrojando piedras a automóviles de residentes árabes.

También, se han producido enfrentamientos entre los manifestantes árabes y la Policía en el desalojo de decenas de familias judías de sus domicilios debido a la situación, recoge la agencia palestina Maan.

Asimismo, Revivo ha agregado que la población está saliendo con armas de fuego a la calle por miedo. “Esto es peor que lo de los misiles de Gaza”, ha indicado.

Estos disturbios han dejado al menos 12 personas heridas, dos en estado grave, según el hospital de Assaf Harofeh, al que se ha trasladado a los afectados, informa ‘The Times of Israel’.

En este contexto, Netanyahu se ha trasladado a la ciudad, en la que, a su llegada, ha condenado la situación. “He estado recibiendo actualizaciones todo el día sobre lo que está sucediendo aquí en la ciudad y lo veo con mucha gravedad. Es la anarquía de los alborotadores que no podemos aceptar”, ha sentenciado.

Los enfrentamientos del martes se han producido después de que en la madrugada un joven de 25 años resultase mortalmente herido por disparos, un hecho por el que se ha detenido a un hombre de 34 años. Según informes de los medios, el sospechoso es un residente judío de la ciudad.

Por otro lado, también han estallado serios enfrentamientos en la mayoría de las ciudades árabes de Akko, en el norte del país, y en Jaffa, cerca de Tel Aviv.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO: