Estados Unidos advirtió que Corea del Norte podría probar un diseño mejorado de su misil balístico intercontinental “en un futuro próximo”

El general Glen VanHerck, jefe del Comando Norte, remarcó la preocupación de Washington de que Pyongyang pueda reanudar los testeos de armas nucleares tras un paréntesis de más de tres años

Kim Jong-un obersva un Hwasong-15, el ICBM más poderoso de Corea del Norte
Kim Jong-un obersva un Hwasong-15, el ICBM más poderoso de Corea del Norte

Corea del Norte podría empezar a probar el vuelo de un diseño mejorado de su misil balístico intercontinental (ICBM) “en un futuro próximo”, dijo este martes el jefe del Comando Norte del ejército estadounidense, una medida que aumentaría fuertemente las tensiones entre Pyongyang y Washington.

La advertencia del general de la Fuerza Aérea Glen VanHerck parecía basarse en la presentación por parte de Corea del Norte en octubre de lo que sería su mayor ICBM hasta la fecha, y no en información específica sobre un lanzamiento inminente.

Aun así, VanHerck hizo sus declaraciones un día antes de un viaje de estreno del principal diplomático y secretario de Defensa del presidente Joe Biden a Corea del Sur y subraya la preocupación de Estados Unidos de que Pyongyang pueda reanudar las pruebas de misiles y armas nucleares tras un paréntesis de más de tres años.

Incluso durante la pausa de las pruebas, el dictador norcoreano Kim Jong-un ha pedido que se sigan produciendo armas nucleares para su arsenal, ha lanzado una serie de misiles más pequeños y ha presentado el ICBM.

VanHerck dijo al Comité de Servicios Armados del Senado de EEUU que el ICBM de Pyongyang, “considerablemente más grande y presumiblemente más capaz”, aumentaba aún más la amenaza para Estados Unidos. No obstante, expresó su confianza en las defensas antimisiles estadounidenses.

El general estadounidense también señaló que Kim se liberó de una moratoria de pruebas hace más de un año.

“El régimen norcoreano también ha indicado que ya no está vinculado a la moratoria unilateral de pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales anunciada en 2018, lo que sugiere que Kim Jong-un puede comenzar a probar en vuelo un diseño mejorado de misiles balísticos intercontinentales en un futuro próximo”, dijo VanHerck en su testimonio escrito.

FOTO DE ARCHIVO: Misiles balísticos intercontinentales (ICBM) son exhibidos frente a la tribuna con el líder norcoreano Kim Jong-un y otros altos funcionarios durante un desfile militar en Pyongyang, Corea del Norte, el 15 de abril de 2017. REUTERS/Damir Sagolj
FOTO DE ARCHIVO: Misiles balísticos intercontinentales (ICBM) son exhibidos frente a la tribuna con el líder norcoreano Kim Jong-un y otros altos funcionarios durante un desfile militar en Pyongyang, Corea del Norte, el 15 de abril de 2017. REUTERS/Damir Sagolj

Jenny Town, directora de 38 North, un sitio web con sede en Estados Unidos que rastrea a Corea del Norte, dijo que si bien una prueba de ICBM era posible “no estoy segura de cuán probable es”. Especuló que, en cambio, es más probable que Corea del Norte reinicie los lanzamientos de prueba con misiles de menor alcance y misiles balísticos lanzados desde submarinos. “Parece más probable que si Corea del Norte va a empezar a probar misiles de nuevo, empezará con los que las pruebas han sido casi normalizadas”, dijo Town.

Un funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que aunque en las últimas semanas ha habido indicios de que Corea del Norte podría estar preparando un lanzamiento de misiles, éste no parecía inminente.

La Casa Blanca confirmó el lunes un informe de Reuters según el cual el gobierno de Biden trató de acercarse a Corea del Norte, pero no había recibido ninguna respuesta, extendiendo una frialdad en las relaciones que comenzó al final de la administración de Donald Trump.

Tras las declaraciones de la Casa Blanca, las noticias estatales norcoreanas informaron de que la hermana del líder norcoreano aquí, Kim Yo Jong, criticó a la Administración Biden por los simulacros militares en curso en Corea del Sur. “Si quiere dormir en paz durante los próximos cuatro años, será mejor que se abstenga de causar un escándalo en su primer paso”, dijo Kim en unas declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias KCNA.

El simulacro militar de primavera conjunto entre Estados Unidos y Corea del Sur, que comenzó la semana pasada, se limitó a simulaciones por computadora debido al riesgo de coronavirus, así como a los esfuerzos por relacionarse con el Norte.

Por Phil Stewart y Idrees Ali (Reuters)

SEGUIR LEYENDO: