Benjamin Netanyahu ingresó en cuarentena luego de que un miembro de su gabinete diera positivo por coronavirus

La colaboradora del primer ministro israelí, Rivka Paluch, fue diagnosticada este domingo. No está claro si el político estuvo en contacto cercano con ella

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (REUTERS/Amir Cohen)
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (REUTERS/Amir Cohen)

El primer ministro en funciones israelí y probable próximo jefe del Gobierno, Benjamín Netanyahu, entró este lunes en cuarentena por haber estado en contacto con una asesora que padece la enfermedad, informaron hoy fuentes oficiales.

“Incluso antes de que se complete la investigación epidemiológica y para jugar sobre seguro, el primer ministro ha decidido que tanto él como su equipo cercano estarán en aislamiento hasta que se complete el estudio”, informó hoy la Oficina de Netanyahu.

“De acuerdo a lo que se averigüe, el Ministerio de Sanidad y su médico personal decidirán la fecha en la que acabar el aislamiento”, precisa la nota.

Ayer se difundió que la asesora Rivka Paluj había dado positivo de la COVID-19, aunque no se dejó claro si en los últimos días había estado en contacto directo con el primer ministro. En un primer momento, fuentes de la oficina del primer ministro negaron que fuese a ser confinado, puesto que no había participado en reuniones con ella en los últimos quince días, pero finalmente se ha optado por el aislamiento preventivo.

Netanyahu se encuentra inmerso en arduas negociaciones con su hasta hace poco rival, Beny Gantz, líder del partido Resilencia de israel y de la coalición Azul y Blanco, para dar a luz un gobierno de unidad nacional con el que hacer frente a la pandemia, tras más de un año de estancamiento político y un Ejecutivo en funciones.

Por el momento, los efectos del coronavirus en Israel son mucho más moderados que en Europa, con 4.347 casos, de los cuales 80 se encuentran en estado grave, y 16 muertes confirmadas. No obstante, los contagios siguen aumentando y los hospitales están sobrecargados.

De los infectados confirmados, 66 se encuentran en estado grave, 54 de ellos conectados a respiradores, entre ellos un joven de 20 años que no tenía condiciones preexistentes.

Según un informe del Centro de Investigación e Información de la Knéset (Parlamento), Israel tiene 758 camas de UCI disponibles y 1.437 respiradores en los 44 hospitales generales que tiene el país. El diario Jerusalem Post informaba recientemente de que Sanidad había iniciado la compra de mil respiradores más y cifraba en 3.100 los existentes en el país.

Israel ha tomado severas restricciones en las últimas semanas para frenar la expansión del brote.

Las calles de Israel están prácticamente vacías desde que el Gobierno decretó un estricto confinamiento el pasado miércoles, que limita el movimiento de los ciudadanos a un máximo de cien metros de su domicilio.

Comercios no esenciales están cerrados y, más allá de aquellos que van a trabajar en tareas básicas, solo se permite salir para hacer la compra, ir a la farmacia o a recibir tratamiento médico.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El yihadismo islámico acusa a EEUU e Israel de diseminar el coronavirus en el mundo

Israel prueba una innovadora aplicación para identificar la “huella” vocal de los pacientes con coronavirus

MAS NOTICIAS