Foto de archivo del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salman, reaccionando a su llegada al Palacio del Elíseo en París. El monarca quedó en el centro de la polémica por hackearle el teléfono a Jeff Bezos (Reuters)
Foto de archivo del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salman, reaccionando a su llegada al Palacio del Elíseo en París. El monarca quedó en el centro de la polémica por hackearle el teléfono a Jeff Bezos (Reuters)

El escándalo parece no encontrar un freno. Expertos independientes de derechos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijeron este miércoles que habían recibido información de que el teléfono del propietario de Amazon, Jeff Bezos, fue pirateado a través de una cuenta de WhatsApp perteneciente al Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammad Bin Salman.

Las denuncias fueron rechazadas al día siguiente de que el diario británico The Guardian hiciera estallar el tema. La embajada de Riad en Washington calificó las acusaciones de “absurdas”.

El supuesto hackeo del teléfono de Bezos y de otros, exige una investigación inmediata por parte de Estados Unidos y otras autoridades relevantes”, dijeron los relatores especiales de la ONU Agnes Callamard y David Kaye por medio de un comunicado en Ginebra. Los expertos indicaron que cualquier investigación sobre el presunto incidente en mayo de 2018 también debería considerar la “participación continua, multianual, directa y personal del Príncipe Heredero en los esfuerzos para atacar a los opositores”.

Callamard, experto de la ONU en ejecuciones sumarias y extrajudiciales, y Kaye, experto en libertad de expresión, dijeron que estaban “gravemente preocupados” por las implicancias del caso que conmovió al mundo.

La información que hemos recibido sugiere la posible participación del Príncipe Heredero en la vigilancia del señor Bezos, en un esfuerzo por influir, si no por silenciar los informes del diario The Washington Post sobre Arabia Saudita”, escribieron.

Bezos es el dueño de The Washington Post, donde trabajó como columnista colaborador Jamal Khashoggi, un periodista saudí asesinado en octubre de 2018 en el consulado de Riad en Estambul. “Los informes recientes de los medios que sugieren que el Reino está detrás de un hackeo del teléfono de Jeff Bezos son absurdos”, dijo la embajada de Arabia Saudita en su cuenta de Twitter. “Solicitamos una investigación sobre estos reclamos para que podamos tener todos los hechos”.

Jeff Bezos con Mohammed bin Salman durante su visita a los EE. UU. en marzo de 2018. (Fotografía: Agencia de Prensa Saudita)
Jeff Bezos con Mohammed bin Salman durante su visita a los EE. UU. en marzo de 2018. (Fotografía: Agencia de Prensa Saudita)

Los relatores especiales de la ONU dijeron que las circunstancias y el momento del incidente de piratería también dieron motivos para una mayor investigación sobre “acusaciones de que el Príncipe Heredero ordenó, incitó o, como mínimo, estaba al tanto de planear” la operación para matar a Khashoggi.

“Exfiltración sin precedentes”

Los dos expertos dijeron que se habían enterado de un examen de 2019 del iPhone de Bezos que descubrió que podría haber sido pirateado el 1 de mayo de 2018 con un archivo de video MP4 enviado desde una cuenta utilizada por el Príncipe Heredero de Arabia Saudita. Informaron que los dos habían intercambiado números un mes antes.

Según los informes, el análisis encontró que a las pocas horas de recibir el archivo de video, el teléfono de Bezos vio una “exfiltración sin precedentes” de 126 MB de datos. Esto continuó sin ser detectado durante un período de “algunos meses” con tasas de hasta 4,6 GB más altas que la línea de base.

Jeff Bezos, presidente y CEO de Amazon y propietario de The Washington Post fue hackeado por el príncipe saudí Mohamed Bin Salman (Reuters)
Jeff Bezos, presidente y CEO de Amazon y propietario de The Washington Post fue hackeado por el príncipe saudí Mohamed Bin Salman (Reuters)

El análisis forense citado por los expertos de la ONU mostró que Bin Salman, el gobernante de facto de Arabia Saudita, envió mensajes de WhatsApp a Bezos en noviembre de 2018 y febrero de 2019 en los que reveló información sobre la vida personal de Bezos que no estaba disponible en fuentes públicas.

El análisis también sugirió que los piratas informáticos pueden haber utilizado un tipo de spyware utilizado en otros casos de vigilancia saudita, como el malware Pegasus-3 del Grupo NSO.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: