Carlos Ghosn habló con un productor de Hollywood para hacer una película sobre su vida

El diálogo tuvo lugar en diciembre, poco antes de que el ex CEO de Renault Nissan se fugara de Japón, donde cumplía arresto domiciliario. El proyecto finalmente no se realizó

Foto: REUTERS/Regis Duvignau
Foto: REUTERS/Regis Duvignau

El CEO de Nissan, Carlos Ghosn, que el pasado lunes se fugó de Japón donde se enfrentaba a un juicio por irregularidades financieras, entró en contacto con un importante productor de Hollywood para plantear la posibilidad de hacer una película sobre su vida.

Según información publicada por the New York Times, Ghosn conversó en el mes de diciembre con John Lesher, uno de los responsables de “Birdman”de Alejandro González Iñárritu, (2014) -ganadora del Óscar a la mejor película- para llevar a la gran pantalla lo que considera un trato injusto por parte del sistema judicial japonés.

Fuentes que permanecieron en el anonimato indicaron que la cinta giraría también en torno a sus esfuerzos por demostrar su inocencia, aunque las conversaciones eran preliminares y no se detallaron los pormenores del proyecto, que no llegó a zanjarse.

Se desconoce cuándo el alto ejecutivo comenzó a planear su fuga de Tokio al Líbano, pero su conversación con Lesher fue una de varias que mantuvo en sus últimos meses Japón, en los que contemplaba cómo luchar contra el sistema judicial japonés. Ghosn se planteaba que una película podía presentar una imagen más empática de su caso.

Ghosn también quiso conocer cómo lucharon otras personas en situaciones similares y en el mes de julio se reunió con Jake Adelstein, un periodista estadounidense que sigue de cerca el sistema judicial japones, para hablar sobre las expectativas de juicio.

Adelstein había publicado recientemente un libro sobre Mark Karpeles, el antiguo director de la compañía de comercio de criptomonedas Mt.Gox que pasó 5 años litigando con el sistema japonés tras ser acusado de falsificar datos y de estafa. En marzo, Karpeles fue declarado culpable de falsificación de datos y sentenciado a dos años y medio de prisión suspendida.

Ghosn, de 65 años, estaba en libertad bajo fianza en Tokio a la espera de un juicio que podría representar para él una larga condena en las cárceles. La cadena pública japonesa de televisión NHK informó este jueves que Ghosn contaba con dos pasaportes franceses y pudo utilizar uno de ellos para entrar legalmente al Líbano.

El exdirectivo llegó a Beirut el lunes por la noche en un avión privado, tras haber hecho escala en Turquía, donde se ha abierto una investigación y han sido arrestadas hoy siete personas por haber supuestamente facilitado su huida.

Por su parte, la Seguridad General libanesa dijo el martes que el acusado entró “legalmente” al país árabe, del que tiene la nacionalidad, además de la brasileña y la francesa.

Más sobre este tema:

TE PUEDE INTERESAR