Líbano recibió la orden de detención de Interpol contra Carlos Ghosn

El gobierno de Beirut indicó que “cumplirá con sus obligaciones”, pero subrayó que no hay un acuerdo de extradición con Japón, donde el empresario está acusado de malversación financiera

El ex presidente ejecutivo de Nissas, Carlos Ghosn, abandona un centro de detención en Tokio (Reuters/archivo)
El ex presidente ejecutivo de Nissas, Carlos Ghosn, abandona un centro de detención en Tokio (Reuters/archivo)

Líbano recibió una orden de detención de Interpol contra Carlos Ghosn, el magnate de la industria automovilística que huyó a Beirut desde Japón donde era juzgado por malversación de fondos.

La fiscalía general recibió una alerta roja de Interpol concerniente al caso Carlos Ghosn”, indicó el ministro de Justicia, Albert Sarhane, citado por la agencia de prensa oficial ANI.

Tras una huida rocambolesca, el ex presidente de Renault-Nissan llegó el lunes a Líbano, donde se desconoce su lugar de residencia.

Una casa que se cree que pertenece a Ghosn, en Beirut (Reuters)
Una casa que se cree que pertenece a Ghosn, en Beirut (Reuters)

El ministro Sarhane dijo que la fiscalía libanesa “cumplirá con sus obligaciones”, sugiriendo por primera vez que Ghosn puede ser buscado para un interrogatorio. Pero resaltó que Líbano y Japón no tienen un tratado de extradición, descartando la posibilidad de que Beirut entregue a Ghosn a Japón.

Interpol, cuya sede se encuentra en la ciudad francesa de Lyon, es una organización internacional que facilita la cooperación policial mundial.

Una “alerta roja” de Interpol es una solicitud dirigida a la policía de todo el mundo para que detenga provisionalmente a una persona en espera de su extradición, entrega o una acción legal similar. No es una orden de arresto.

El gobierno francés también ha declarado que, si Ghosn llegase a su territorio, no lo extraditaría. El prófugo tiene nacionalidad francesa, libanesa y brasileña.

(Con información de AFP y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR