FILE PHOTO: Philippine President Rodrigo Duterte at a regional summit in Bangkok, Thailand November 2, 2019. REUTERS/Athit Perawongmetha/File Photo
FILE PHOTO: Philippine President Rodrigo Duterte at a regional summit in Bangkok, Thailand November 2, 2019. REUTERS/Athit Perawongmetha/File Photo

El ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Teodoro Locsin Jr., ha planteado este sábado que las mujeres puedan llevar y usar armas y diez años de impunidad si las usan contra hombres para poner fin así a la violencia machista.

“Den a las mujeres derecho a llevar armas y a utilizarlas contra hombres con impunidad. Diez años con esas condiciones legales y los animales se comportarán”, ha afirmado Locsin en un mensaje publicado en Twitter.

El ministro ha lanzado su mensaje en respuesta a un primer mensaje de la agencia de la ONU para las mujeres, ONU Mujeres, en el que planteaba “¿Cómo podemos crear un mundo en el que las mujeres y las niñas puedan vivir libres del miedo a la violencia? ¡Con más mujeres en política!”.

Locsin es conocido por sus intervenciones altisonantes, como la que calificó de “idiota” al presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas o la que en septiembre señaló como “bastardos” a los expertos de la misión de investigación del Consejo de Derechos Humanos sobre la guerra contra la droga lanzada por el presidente filipino, Rodrigo Duterte.

Teodoro Locsin Jr, ministro de Exteriores de Filipinas
Teodoro Locsin Jr, ministro de Exteriores de Filipinas

El mandatario, sin embargo, tiene una larga historia de exabruptos en relación a las mujeres. En marzo de este año, Duterte llamó “putas” y “locas” a las ciudadanas de su país que, según él, son las responsables de coartar su libertad de expresión. Paradójicamente, sus palabras tuvieron lugar durante un homenaje a las mujeres celebrado en Manila.

AP
AP

“Puta (en español), saben, ustedes las mujeres me privan de mi derecho a la libertad de expresión”, “critican cada oración o palabra que digo”, pero “esa es mi libertad para expresarme”, manifestó el mandatario en un acto en honor a las integrantes femeninas de las fuerzas de seguridad del país y ante un público compuesto en su mayoría de mujeres.

“¡Ustedes, mujeres locas, no lo hagan!”, expresó Duterte, y reiteró: “Es la libertad de expresión”.

Fue en respuesta a las críticas que recibió por sus declaraciones del pasado 8 de marzo, en las que instó a las mujeres a mantenerse lejos de los curas ya que estos, en su opinión, son incapaces de controlar sus impulsos sexuales. Sus palabras fueron repudiadas inmediatamente desde el movimiento feminista filipino Gabriela.

El presidente filipino fue criticado en reiteradas ocasiones por las agrupaciones feministas del país por su manera de referirse a las mujeres.

Con información de EuropaPress

MÁS SOBRE ESTE TEMA: