La policía del régimen chino reprime a los manifestantes de Hong Kong (Reuters)
La policía del régimen chino reprime a los manifestantes de Hong Kong (Reuters)

(Bloomberg) - Altos ejecutivos de banca dicen que los ricos de Hong Kong están abriendo más cuentas en el extranjero para asegurarse de que tienen una ruta de escape de emergencia para su efectivo si los disturbios civiles de la ciudad empeoran.

Hasta ahora, el dinero no se ha movido, dicen los jefes de UBS Group AG, Credit Suisse Group AG y Standard Chartered Plc en entrevistas en el Foro de Nueva Economía en Beijing. Goldman Sachs Group Inc. no ve ningún cambio de comportamiento entre los principales clientes financieros, pero “la situación debe resolverse” pronto, dijo su responsable ejecutivo, David Solomon.

La economía de la antigua colonia británica se está tambaleando conforme minoristas, restaurantes y hoteles reducen salarios o recortan personal para sobrevivir a la recesión del turismo. Cada vez hay una mayor preocupación a que la tensión prolongada debilite el sector financiero de la ciudad, que representa aproximadamente el 20% del producto interno bruto.

Hemos visto a clientes abrir cuentas en Singapur, Malasia y Taiwán, por ese orden”, dijo el máximo ejecutivo de Standard Chartered, Bill Winters, en una entrevista. “Pero aunque se abrieron cuentas, no se ha movido mucho dinero”.

De la misma forma, Sergio Ermotti, responsable de UBS, dijo que el banco suizo ha visto a clientes “activar planes de contingencia”. “La diversificación geopolítica de los inversores no es nada nuevo”, añadió.

Manifestantes en Hong Kong muestran las granadas de gas lacrimógeno que lanza la policía del régimen chino (Reuters)
Manifestantes en Hong Kong muestran las granadas de gas lacrimógeno que lanza la policía del régimen chino (Reuters)

Los clientes están adoptando una postura de esperar y ver y Credit Suisse no ha visto grandes salidas o movimientos significativos de capital, dijo el responsable Tidjane Thiam. Los clientes comenzaron a abrir cuentas hace unos meses, según el responsable de DBS Group Holdings Ltd., Piyush Gupta.

Ha sido difícil evitar los disturbios y algunos banqueros sacudidos por la creciente violencia están buscando trabajo en el extranjero. Un ejecutivo de banca de Citigroup Inc. fue detenido por la policía la semana pasada, mientras que un empleado de JPMorgan Chase & Co. fue golpeado fuera de las oficinas principales de la compañía en Hong Kong. Y las tensiones de la calle también trascienden a las relaciones en la oficina.

En Standard Chartered, la norma es clara, dijo Winters, “deje la política en casa porque aquí estamos para trabajar”.

El conflicto crece

Se espera que el presidente Donald Trump firme la legislación aprobada por el Congreso que apoya a los manifestantes de Hong Kong, estableciendo una confrontación con China que podría poner en peligro un muy esperado acuerdo comercial entre las dos economías más grandes del mundo.

El proyecto de ley, aprobado por unanimidad por el Senado el martes, fue aprobado en la Cámara por 417 votos a 1 el miércoles y podría presentarse a Trump el jueves mismo. Una persona familiarizada con el asunto dijo que Trump planea firmar el proyecto de ley.

El Congreso está enviando un mensaje inequívoco al mundo de que Estados Unidos se solidariza con las personas amantes de la libertad de Hong Kong y que apoyamos plenamente su lucha por la libertad”, dijo la presidente de la Cámara, Nancy Pelosi. “Este ha sido un tema muy unificador para nosotros”.

El notable apoyo bipartidista para adoptar una postura dura hacia China crea uno de los desafíos de política económica y exterior más difíciles de la presidencia de Trump, quien necesita desesperadamente el acuerdo comercial con China –y el impulso económico resultante por resolver esa incertidumbre– mientras intensifica su campaña para la reelección.

Después de que el Senado aprobara por unanimidad nuestra Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, aplaudo a la presidente Pelosi por tomar medidas rápidas para enviar este proyecto de ley directamente al escritorio del presidente Trump para su firma”, dijo el Senador Marco Rubio, republicano de Florida y patrocinador original de la legislación en el Senado, en un comunicado. “Insto al presidente a que firme este proyecto de ley crítico lo antes posible”.

La Ley S. 1838 requeriría revisiones anuales del estado especial de Hong Kong bajo la ley estadounidense y sancionaría a los funcionarios considerados responsables de abusos contra los derechos humanos y que socaven la autonomía de la ciudad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: