Estaciones de tren sin electricidad en el Reino Unido
Estaciones de tren sin electricidad en el Reino Unido

Gran parte de Inglaterra y Gales en el Reino Unido sufrieron el viernes las consecuencias de un masivo apagón, que afectó significativamente a los servicios de transporte aéreos y terrestres.

De acuerdo con las empresas operadoras de energía, los servicios ferroviarios, los de los aeropuertos, las autopistas y hasta los semáforos se vieron afectados por el corte de electricidad.

Imágenes compartidas en las redes sociales durante el apagón en Reino Unido
Imágenes compartidas en las redes sociales durante el apagón en Reino Unido

El incidente ha afectado a la capital británica, Gales y las Tierras Medias, el sudeste, noreste y sudoeste de Inglaterra por una falla en las redes de la compañía National Grid, que distribuye electricidad y gas a gran parte del país, informó el diario The Guardian. 

Los hogares afectados serían alrededor de 500.000 en Gales, el suroeste de Inglaterra y las Midlands y 300.000 clientes en el sureste de Inglaterra, dijeron los distribuidores locales. También 110.000 en Yorkshire y el noreste de Inglaterra, junto con unos 26.000 en el noroeste de Inglaterra. En total, alrededor de un millón de hogares.

El diario británico citó a un vocero de la compañía que, poco antes de las 18.30 horas, dijo que había habido "problemas con dos generadores de energía eléctrica que causaron la pérdida de energía en determinadas zonas del Reino Unido".

Los semáforos también se vieron afectados por el apagón en el Reino Unido
Los semáforos también se vieron afectados por el apagón en el Reino Unido

Sin embargo, poco después el anuncio oficial, la compañía de trenes del noreste del país volvía a pedirle a sus pasajeros que eviten los viajes y abandonen las estaciones por falta de suministro.

La consultora de energía Enappsys dijo que el apagón puede haber sido causado por el cierre inesperado del parque eólico offshore de Hornsea, que es propiedad de la compañía danesa de parques eólicos Orsted, y de la planta de energía a gas Little Barford, propiedad del gigante alemán de servicios públicos RWE.

Los datos de la National Grid mostraron que ambos generadores cayeron de la red al mismo tiempo.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: