Más de 11.000 personas han sido evacuadas en la región siberiana de Krasnoyarsk tras la explosión en un arsenal militar ruso que almacenaba proyectiles de artillería, según informó el ministerio para Situaciones de Emergencia.

La agencia de noticias Tass informó la cifra de desalojados y explicó que en la zona residen 100.000 personas. El gobernador de esta región, Alexandr Uss, también confirmó del episodio y pidió a los residentes que no se acerquen a la zona.

El Distrito Militar Central de Rusia informó que todo comenzó a las 13:00 hora de Moscú (10.00 GMT) cuando se desató un incendio en el depósito de obuses en una unidad militar cerca del pueblo de Kamenka, en la localidad de Achinsk, en Siberia.

Durante el incidente se reportaron ocho heridos y la agencia Tass, agrega que habría una victima fatal, aunque no da mayor información. 

De momento, según informan los medios locales citando a testigos presenciales, las explosiones continúan y se puede observar una alta columna de humo negro.

La entidad aeronáutica rusa Rosaviatsia cerró el espacio aéreo en un radio de 20 kilómetros del epicentro del incidente y no descarta que el área restringida pueda ser ampliada.

"Ahora nuestra prioridad es, en primer lugar, evacuar a la población de los poblados cercanos a las zonas de seguridad", dijo Uss a la cadena Rossiya 24. Además, las autoridades locales recomiendan a los residentes que eviten la zona cercana al incendio, donde se escuchan las explosiones.

El fuego obligó a la evacuación de más de 11.000 personas
El fuego obligó a la evacuación de más de 11.000 personas

El gobernador no descarta que el fuego pueda extenderse. "El radio de la zona peligrosa no está determinado completamente", declaró y agregó: "Depende de la clase de municiones que puedan estallar".

Las explosiones continúan
Las explosiones continúan

La señal RT detalló que el Ministerio de Defensa ruso envió varios robots bomberos Urán-14 al foco del incendio. Por su parte, Ferrocarriles de Rusia ha restringido la circulación de trenes por el tramo amenazado.