(AP)
(AP)

El precio del petróleo cerró este viernes con una ligera subida, después de varias jornadas en baja, empujado al final de la sesión por el anuncio de Irán de la confiscación de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz.

En Nueva York, el barril de crudo "light sweet" (WTI) para entrega en septiembre se situó en 55,63 dólares, una subida del 0,59% (33 centavos).

Mientras, en Londres, el barril de Brent del Mar del Norte repuntaba un 0,87% (54 centavos), para cerrar a 62,47 dólares.

El carguero británico Stena Impero
El carguero británico Stena Impero

La Guardia Revolucionaria de Irán anunció el viernes haber confiscado el buque británico "Stena Impero" en aguas del estrecho de Ormuz.

La organización militar más grande de la República Islámica de Irán justificó la acción porque el buque "no respetó el código marítimo internacional".

Minutos después, se conoció la retención temporal de un segundo buque, otro con bandera liberiana, propiedad de una naviera del Reino Unido.

Para Gene McGillian, de Tradition Energy, "si vemos más y más incidentes con los petroleros que navegan en el Golfo Pérsico y aumentan las tensiones en esta área, deberían aumentar los precios" del crudo.

Mapa de Irán y del estrecho de Ormuz, donde Irán anunció el viernes por la noche haber “confiscado” un petrolero británico, el “Stena Impero” (AFP)
Mapa de Irán y del estrecho de Ormuz, donde Irán anunció el viernes por la noche haber “confiscado” un petrolero británico, el “Stena Impero” (AFP)

Además, el jueves, la Guardia Revolucionaria iraní informó de que había capturado el pasado domingo cerca de Ormuz un petrolero extranjero que estaba realizando operaciones de contrabando.

Según las imágenes mostradas, se trata de una nave sobre cuyo paradero se especuló desde el domingo y que pertenece a una compañía emiratí y tiene bandera de Panamá, aunque en Abu Dabi no se han pronunciado.

También en el estrecho de Ormuz, EEUU aseguró que uno de sus buques abatió el jueves un drone iraní, un derribo negado categóricamente este viernes por Teherán.

Estos son los últimos incidentes de los numerosos registrados desde mayo en la zona, donde se han producido sabotajes y ataques a busques cisterna de los que EEUU ha responsabilizado a Irán.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en esos ataques, pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: