El argentino Rafael Grossi fue ratificado como presidente de la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear 2020

Rafael Grossi
Rafael Grossi

El embajador argentino Rafael Grossi fue ratificado este miércoles para presidir la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear 2020, que marcará los 50 años de entrada en vigor del acuerdo.

Según explicó a Infobae el propio Grossi, se trató de una formalidad en la que el Comité Preparatorio realizó la recomendación, luego de lograr el endose de los grupos relacionados.

Desde la Cancillería argentina se ha destacado que esta reunión, que se realiza en las Naciones Unidas, es "particularmente significativa" ya que también señala el 25º aniversario desde la Conferencia de Revisión y Extensión de 1995, cuando se decidió la extensión indefinida del acuerdo.

Además, la cita del próximo año busca dejar atrás el fracaso de la última edición, celebrada en 2015, donde primaron las tensiones y no se logró un mayor consenso en el tema. Se prevé que las miradas estén puestas sobre Corea del Norte, cuyas negociaciones para la desnuclearización no han prosperado, e Irán, cuyo gobierno anunció esta semana medidas que incumplirían el Acuerdo Nuclear, si no llega a un acuerdo con las otras potencias firmantes.

El diplomático argentino cuenta con un amplio prestigio en temas nucleares
El diplomático argentino cuenta con un amplio prestigio en temas nucleares

El TNP cuenta con 190 estados. Fuera del tratado están India, Pakistán, Israel (estados que poseen armas nucleares sin la autorización del acuerdo), Sudán del Sur (país de menos de una década de vida) y Corea del Norte (quien renunció en 2003).

En su experiencia internacional, Grossi es ex director general adjunto del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA, entre 2009 y 2013) y participó de los primeros encuentros con el régimen iraní para lograr el acuerdo nuclear firmado para congelar el programa.

Además, ha visitado las instalaciones militares de Corea del Norte en reiteradas oportunidades, como observador internacional, cuando el régimen de Kim Jong-un todavía permitía las misiones extranjeras.

El embajador también fue titular del Grupo de Países Suministradores Nucleares, y en los últimos años llegó a sonar como fuerte candidato para dirigir la OIEA, ya que cuenta con el consenso y el reconocimiento internacional, pero su postulación no llegó a confirmarse y se especuló que podría aspirar al puesto para el próximo período.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Rafael Grossi: "Si Irán se retira del acuerdo nuclear, la Unión Europea no tiene más remedio que reimponer las sanciones"

MAS NOTICIAS