El embajador argentino Rafael Grossi, especialista en temas atómicos, adelantó un panorama de tensión mundial tras el anuncio de Irán de limitar su stock de uranio enriquecido y agua pesada, en incumplimiento del acuerdo nuclear firmado con cinco potencias mundiales.

"Irán dio un plazo de 60 días. 'Vamos a violar un acuerdo un poquitito, vamos a provocar un poquito, a ver qué pasa'. Le dijeron a Europa que si no ponen las barbas en remojo, si no logran que sus aliados estadounidenses modifiquen su postura, en ese caso 'nos sentimos libres'. Pasó algo muy importante, la crónica de una violación anunciada", explicó el diplomático en entrevista con Infobae.

Al cumplirse un año del anuncio de Donald Trump de retirar a EEUU del pacto nuclear firmado en 2015, el régimen persa, fuertemente afectado por las sanciones de Washington, exige que se levanten las limitaciones a las transacciones con el sistema bancario iraní y a la venta de petróleo. Rápidamente, la Casa Blanca condenó el anuncio y Rusia y China defendieron a su aliado, buscando mantener con vida el pacto internacional.

"Si Irán se retira del acuerdo, la Unión Europea no tiene más remedio que reimponer las sanciones. Es muy probable que Europa no se sienta más vinculada al mismo", consideró Grossi.

El mandatario iraní, Hassan Rohani, visita la planta nuclear de Bushehr (AP/Archivo)
El mandatario iraní, Hassan Rohani, visita la planta nuclear de Bushehr (AP/Archivo)

El embajador, ex director adjunto del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), se mostró poco optimista acerca de la posibilidad de llegar a un acuerdo en los dos meses propuestos. "No creo que Europa actúe bajo presión. Es una apuesta fuerte de Irán, está emplazando a los europeos a que ayuden a revertir la decisión de EEUU, algo imposible. Es como el perro que se muerde la cola, una situación de muy difícil escapatoria". Los países del Viejo Continente, sujetos a posibles sanciones secundarias si comercian con Teherán, no tendrían mayor margen de acción.

Los pasos que se avecinan

Desde Nueva York, donde participa de una reunión preparatoria para la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear que presidirá el próximo año, Grossi indicó que la noticia pasó a ser parte central de las discusiones. "Esto cambia el ángulo de análisis. Lo que se venía analizando era un relativo statu quo: Irán protestaba, denunciaba". Ahora, se prevé una violación del acuerdo, escenario que generará nuevas tensiones.

El régimen iraní pasó de denunciar la salida de EEUU del pacto nuclear a adelantar la propia retirada
El régimen iraní pasó de denunciar la salida de EEUU del pacto nuclear a adelantar la propia retirada

Según explicó, si los inspectores constatan una violación de los límites del acuerdo, la Junta de Gobernadores del OIEA adoptaría una resolución instando a Irán a observar el acuerdo y notificaría al Consejo de Seguridad de la ONU. "Aquí se presentará una situación compleja, porque el Consejo de Seguridad está en una situación diferente a la del 2015, cuando había unidad en el P5 (EEUU, Rusia, China, Francia y Reino Unido, firmantes del acuerdo). Ahora es P4". Actualmente, las tensiones entre las potencias son mucho mayores que las que se presentaban hace un lustro.

El potencial bélico de Irán

Tras el anuncio de Hassan Rohani, el premier israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió que no dejará que Irán consiga ser una potencia nuclear. Al respecto, Grossi subrayó que el potencial armamentístico de Teherán se ha mermado como consecuencia de la aplicación del acuerdo.

Tres centrífugas en una planta de enriquecimiento de uranio
Tres centrífugas en una planta de enriquecimiento de uranio

"Irán ha tenido un retraso consirderable. Hay que retrotraerse a la situación de julio de 2015, cuando tenía 18 mil toneladas de uranio enriquecido. Ahora tiene solo cinco mil centrífugas funcionando, no tiene el reactor plutonígeno de Arak. Desde este punto de vista, está muy diezmado", sostuvo.

Si el régimen busca reponer sus capacidades a ese nivel, necesitaría una velocidad de enriquecimiento que supondría "una violación completa a todos los acuerdos del OIEA. Si se sigue esta lógica, sería una crisis internacional mayor. Habrá conversaciones al más alto nivel para ver dde qué manera contener el asunto".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: