Un cartel para pedir libertad para el ex vicepresidente de Catuluña y líder del partido Esquerra Republicana de Oriol Junqueras (REUTERS/Enrique Calvo/archivo)
Un cartel para pedir libertad para el ex vicepresidente de Catuluña y líder del partido Esquerra Republicana de Oriol Junqueras (REUTERS/Enrique Calvo/archivo)

Cinco de los independentistas catalanes juzgados en el Tribunal Supremo por su papel en el intento de secesión de 2017 obtuvieron escaños este domingo en las elecciones legislativas españolas, según resultados casi definitivos.

Entre ellos está el ex vicepresidente regional catalán Oriol Junqueras, contra el que la fiscalía pide 25 años de cárcel en el macrojuicio abierto en el Supremo el pasado 12 de febrero y todavía en curso.

Fue elegido diputado al Congreso, la cámara baja, por el partido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), del que es el líder.

Su compañero Raúl Romeva, ex responsable regional de Exteriores, fue elegido senador.

Por cuenta de Junts per Catalunya, el partido del ex presidente catalán Carles Puigdemont, instalado en Bélgica, fueron elegidos diputados otros tres separatistas juzgados en el Supremo: Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull.

Jordi Turull y Carles Puigdemont (AFP)
Jordi Turull y Carles Puigdemont (AFP)

Desde antes del juicio, abierto el 12 de febrero en Madrid contra un total de 12 acusados, los cinco estaban en prisión preventiva.

Los partidos independentistas catalanes suman 22 de los 350 escaños del nuevo Congreso de los Diputados, y podrían tener un papel clave si el líder socialista Pedro Sánchez, vencedor de los comicios sin mayoría absoluta, quiere articular una mayoría de izquierdas.

En un Congreso donde la mayoría está en 176 escaños, Sánchez podría gobernar con la izquierda radical de Podemos y ERC, con quienes suma 180 escaños.

Otra opción sería pactar con Podemos y otros partidos regionalistas, aunque necesitaría que los partidos catalanes se abstengan en una futura sesión de investidura y le permitan seguir en el cargo.

Fuera de estas opciones, Sánchez podría también prescindir de los nacionalistas catalanes y pactar con Ciudadanos, un partido de centroderecha liberal hostil al separatismo.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: