Las sanciones de EEUU a Irán remecieron el mercado (AP)
Las sanciones de EEUU a Irán remecieron el mercado (AP)

El barril de Brent del mar del Norte, petróleo de referencia en Europa, superó el jueves los 75 dólares en Londres por primera vez desde finales de octubre, impulsado por el futuro endurecimiento de las sanciones estadounidenses a Irán.

Hacia las 10.30 GMT, el barril de Brent para entrega en junio alcanzaba los 75,49 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, en alza de 78 centavos respecto al cierre del miércoles.

Los precios habían bajado desde inicios de noviembre, cuando Estados Unidos anunció las sanciones con exenciones. Ahora, la incertidumbre trajo la tendencia alcista
Los precios habían bajado desde inicios de noviembre, cuando Estados Unidos anunció las sanciones con exenciones. Ahora, la incertidumbre trajo la tendencia alcista

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega también en junio ganaba por su parte 19 centavos a 66,08 dólares, pocos minutos después de haber alcanzado los 66,16 dólares. Este índice también superó un umbral (USD 650) que no cruzaba hace casi seis meses.

El endurecimiento de las medidas estadounidenses contra Teherán, que se verá obligado a retirar del mercado al menos medio millón de barriles diarios en el segundo trimestre, ha apuntalado, según los analistas, la tendencia al alza que ha registrado el crudo desde principios de 2019.

El próximo 2 de mayo terminará la prórroga que otorgó a ocho países para que pudieran seguir comprando petróleo a Teherán. Si Japón, Corea del Sur, India, China, Taiwán, Turquía, Grecia e Italia continúan comprado barriles iraníes, se enfrentarán a sanciones de Washington
El próximo 2 de mayo terminará la prórroga que otorgó a ocho países para que pudieran seguir comprando petróleo a Teherán. Si Japón, Corea del Sur, India, China, Taiwán, Turquía, Grecia e Italia continúan comprado barriles iraníes, se enfrentarán a sanciones de Washington

La escalada del precio puede favorecer a las economías de los grandes productores, cuyas exportaciones superan las importaciones, como Arabia Saudita, Rusia y Emiratos Árabes Unidos, pero golpea las finanzas de los países con recursos petrolíferos limitados, como muchos de los Estados europeos.

Una de las llaves para frenar la subida de los precios la tienen precisamente Riad, como líder de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y Moscú, aliado externo del cártel.

Los expertos creen que el cártel liderado por Arabia Saudita no compensará los barriles que previsiblemente dejará de bombear Teherán hasta que las sanciones de Washington se hayan materializado y la reducción del bombeo iraní sea una realidad.

Un empleado ruso muestra el crudo en el campo de Yarakta (Reuters)
Un empleado ruso muestra el crudo en el campo de Yarakta (Reuters)

Esa perspectiva ha aumentado el nerviosismo en el mercado, ante el temor a que en las próximas semanas se estreche la diferencia entre la oferta y la demanda.

Washington aspira a reducir "a cero" las ventas desde la república islámica, a fin de cercenar la principal fuente de ingresos del país, aunque Teherán insiste en que su bombeo nunca bajará del millón de barriles diarios.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: