Theresa May y Donald Tusk
Theresa May y Donald Tusk

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se muestra a favor de conceder al Reino Unido una prórroga flexible del "brexit" de doce meses, revela este jueves la BBC.

El plan permitiría al Reino Unido marcharse de la Unión Europea (UE) antes del final de ese período si el Parlamento británico consigue ratificar un acuerdo de salida del bloque, aunque esta propuesta deberá ser aceptada por unanimidad por los otros 27.

Por su parte, May, pidió un aplazamiento de la fecha del Brexit hasta el 30 de junio, en una carta enviada el viernes a Tusk, informó Downing Street.

May informa en su carta a Tusk que Reino Unido desea una prórroga del plazo para salir de la Unión Europea y propone que se "termine el 30 de junio de 2019".

El Reino Unido tiene actualmente plazo hasta el próximo día 12 para presentar una nueva hoja de ruta del "brexit", después de que el pacto negociado entre Londres y Bruselas fuera rechazado tres veces por el Parlamento, o marcharse sin acuerdo alguno.

No obstante, la primera ministra, la conservadora Theresa May, espera solicitar a los líderes de la UE, que se reunirán el día 10, una nueva prórroga, que ella espera sea "corta", mientras negocia con la oposición laborista un plan alternativo del "brexit" que permita superar el trámite parlamentario.

El abogado del Gobierno británico, Geoffrey Cox, ha declarado a la BBC que, si el acuerdo entre el Ejecutivo y el Laborismo fracasa, entonces es probable que la prórroga sea "larga".

Theresa May durante un encuentro con el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk en Bruselas (REUTERS/Yves Herman)
Theresa May durante un encuentro con el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk en Bruselas (REUTERS/Yves Herman)

Las conversaciones "técnicas" entre representantes del Gobierno y del Laborismo volverá a reanudarse hoy.

Según la BBC, un alto funcionario comunitario dijo que Tusk "ha encontrado una respuesta" a la prórroga después de mantener reuniones preparatorias de la cumbre de la próxima semana.

Tusk considera que este arreglo podría servirle a la UE y al Reino Unido puesto que evitaría que Bruselas tuviera que estar evaluando repetidas solicitudes de retrasos del "brexit".

No obstante, de concretarse esta prórroga de un año, el Reino Unido podría verse obligado a participar en las elecciones europeas del próximo mes de mayo, a lo que se opone May.

REUTERS/Peter Nicholls
REUTERS/Peter Nicholls

En las negociaciones con el Gobierno, el Laborismo se muestra a favor de mantener una unión aduanera con la UE pero para May esa es de momento una de sus líneas rojas ya que impediría al Reino Unido negociar acuerdos comerciales con otros países fuera de la UE.

Los contactos directos entre May y el líder laborista, Jeremy Corbyn, han enfurecido al ala más euroescéptica del Partido Conservador, el mismo que se negó a apoyar el acuerdo del "brexit".

El Reino Unido -que en junio de 2016 votó en un referéndum a favor de la ruptura de la UE- tenía previsto haber salido del bloque europeo el pasado 29 de marzo, pero se vio obligado a solicitar un retraso por el rechazo al acuerdo negociado y la falta de consenso en el Parlamento sobre posibles opciones alternativas.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: