Unos 40.000 refugiados internos sufrieron en los campamentos una devastadora inundación
Unos 40.000 refugiados internos sufrieron en los campamentos una devastadora inundación

Más de 40.000 desplazados en el noroeste de Siria fueron afectados por las fuertes lluvias que inundaron sus campamentos en los últimos tres días, indicó un portavoz de Naciones Unidas.

Unos 14 campamentos fueron afectados en la provincia de Idlib en el noroeste, dijo a la AFP David Swanson de la Oficina de Naciones Unidas para la coordinación de los asuntos humanitarios.

La región de Idlib alberga a más de 3 millones de personas, la mitad de ellas desplazadas por la guerra que lleva ya 8 años en Siria.

Cascos Blancos asistiendo a los afectados por las inundaciones
Cascos Blancos asistiendo a los afectados por las inundaciones

Elementos de los Cascos blancos han trabajado para salvar a la gente y a sus pertenencias afectadas por el flujo de agua pantanosa.

"Por segundo día consecutivo los Cascos blancos siguen respondiendo a la catastrófica situación en los campamentos del norte de Siria", afirmaron por Twitter.

Un video enviado por los Cascos blancos el domingo muestra agua pantanosa fluyendo junto a una carpa inundada.

Las inundaciones han afectado desde el sábado a decenas de miles de civiles en Idlib, así como en las provincias de Alepo y Hasakeh, añadió Swanson.

En la provincia de Alepo las inundaciones destruyeron carpas en varios campamentos para desplazados y un hospital en el campo tuvo que cerrar.

La guerra siria ha causado la muerte de 370.000 personas y desplazó a millones desde que comenzó la guerra en 2011.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: