El primer ministro israelí Benjamin Netanyahujunto a Jair Bolsonaro en Río de Janeiro en diciembre pasado, antes de su asunción (Foto: Leo Correa/Pool via REUTERS)
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahujunto a Jair Bolsonaro en Río de Janeiro en diciembre pasado, antes de su asunción (Foto: Leo Correa/Pool via REUTERS)

La representación de Brasil ante las Naciones Unidas se pronunció este viernes a favor de Israel en una votación sobre violaciones de los derechos humanos en la Franja de Gaza, con lo que cambió de manera rotunda su posición tradicional en torno al conflicto palestino israelí.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (UNHRC, por sus siglas en inglés) sometió a votación un informe de una comisión internacional independiente en el que se consignó que 189 palestinos murieron a manos de "fuerzas de seguridad de Israel" en acciones que "pueden constituir crímenes de guerra".

El documento, de 250 páginas, abordó los hechos ocurridos entre marzo y diciembre de 2018, periodo en el que, además, resultaron heridos unos 6.000 palestinos en la Franja de Gaza.

Al argumentar su voto, la embajadora brasileña, Maria Farani de Azevedo, señaló que Israel tiene derecho a "defenderse" y recomendó "moderación" a todas las partes envueltas en el conflicto, informó la agencia de noticias Ansa.

Según un recuento del portal de noticias UOL en Ginebra, desde 2006 Brasil votó 29 veces contra Israel en el Consejo de Derechos Humanos, la última en 2018 durante el gobierno del ex mandatario Michel Temer.

Este cambio de posición llega pocos días después de la visita del actual mandatario, Jair Bolsonaro, a Estados Unidos y poco antes de que el líder brasileño visite Israel.

El viernes, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDHNU) pidió a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que fortalezca la presencia de su oficina en el "territorio palestino ocupado", en una resolución que se aprobó 23-8 con 15 abstenciones.

"El Consejo solicitó a la Alta Comisionada que fortaleciera la presencia sobre el terreno de la Oficina del Alto Comisionado en el territorio palestino ocupado, en particular en la Franja de Gaza ocupada, y que desplegara el personal y los conocimientos especializados necesarios para documentar las violaciones en curso del derecho internacional, para hacer un seguimiento de la implementación de las recomendaciones contenidas en el informe de la comisión de investigación y proporcionar al Consejo una actualización oral en su cuadragésimo segundo período de sesiones".

Cinco países de Europa central y oriental se unieron a Australia, Fiji y Brasil para oponerse a la medida. Gran Bretaña y muchos países de la Unión Europea se abstuvieron. Varios países árabes del Golfo, con los que Israel ha reclamado el calentamiento de los lazos, votaron a favor.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: