(Reuters)
(Reuters)

Un fiscal turco pidió este miércoles la detención de dos allegados del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salmán, en el caso del asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi en el consulado del reino en Estambul.

La oficina del fiscal general de Estambul pidió mandatos de detención contra el general Ahmed al Assiri y el asesor Saud al Qahtani, sospechosos de haber planificado el asesinato, según el requerimiento transmitido por la fiscalía al tribunal, al cual tuvo acceso la AFP.

Ahmed al Assiri y Saud al Qahtani
Ahmed al Assiri y Saud al Qahtani

The Wall Street Journal, The Washington Post y The New York Times informaron que la CIA tiene pruebas de que el príncipe heredero saudita intercambió 11 mensajes con Al Qahtani, quien supuestamente supervisó el asesinato, justo antes y después de que ocurriera el homicidio.

A su vez, el general Al Assiri también ha sido acusado por los investigadores sauditas, quienes lo señalan por haber ordenado una misión para forzar a Khashoggi a volver al país y formado un equipo de 15 personas.

Ambos fueron destituidos de sus cargos en octubre pasado con motivo del escándalo causado por el asesinato de Khashoggi.

El gobierno de Estados Unidos impuso en noviembre sanciones a Qahtani, al que acusa de formar "parte de la planificación y ejecución de la operación que condujo al asesinato de Khashoggi". Ahmed al Asiri, sin embargo, no se halla en la lista de las 17 personas sancionadas por Washington.

Riad ha admitido el homicidio, pero no ha aclarado qué ocurrió con el cadáver. La Fiscalía turca ha declarado tener pruebas de que Khashoggi fue asfixiado y su cuerpo después descuartizado para hacerlo desaparecer, pero no ha dado con una pista que permita localizar los restos.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: