(Foto: 7 News Queensland)
(Foto: 7 News Queensland)

El buey Knickers, que saltó a la fama en los últimos días por su descomunal tamaño, sufre una rara condición genética que hará que jamás deje de crecer.

Así lo explicó el Dr. Chris Brown, que en una entrevista para el Daily Mail en Australia señaló que el animal podría sufrir de gigantismo, un desorden que le llevaría a aumentar su tamaño por el resto de sus días.

Con 1.400 kg de peso y 2 metros 33 centímetros, las colosales medidas de Knickers, que dejaron atónitos a millones de usuarios en redes, podrían todavía incrementarse.

(Foto: AP)
(Foto: AP)

Después de que medios internacionales de todo el mundo se hicieran eco de la noticia, hoy el célebre veterinario ha revelado el desorden que podría sufrir el buey. El especialista ha indicado que hay una "gran probabilidad" de que padezca una anomalía de la glándula pituitaria, que regula las hormonas del crecimiento.

"El gigantismo, causado por la secreción continuada de la hormona del crecimiento por la glándula pituitaria, conduce a característicos pies grandes, mandíbulas y frentes, así como a un crecimiento continuo" señaló el doctor.

Knickers, de siete años, tiene tres veces el tamaño de los integrantes de su manada de Myalup, Australia Occidental. El veterinario declaró que este desorden aumentará sus proporciones hasta que el organismo pueda soportar la inmensa envergadura del buey. 

(Foto: 7 News Queensland)
(Foto: 7 News Queensland)

En una entrevista para el Washington Post, el doctor Richard Wassersug, especialista en el gigantismo de los renacuajos, advirtió de que ningún crecimiento puede durar indefinidamente.

"Hay límites claros sobre la capacidad de un organismo para aumentar su tamaño, antes de que su sistema no pueda soportar más y todos los órganos vitales comiencen a fallar" declaró Wassersug.

Knickers pesa más de mil kilos y 2 metros de altura
Knickers pesa más de mil kilos y 2 metros de altura

Explica de esta forma que el cuerpo del buey crecerá hasta que sus órganos vitales puedan resistirlo. Entonces, fallecerá, pues el correcto funcionamiento de su organismo se verá alterado y perjudicado por esta extraña condición genética.

Los veterinarios también concretaron que Knickers es un buey, un tipo de bovino más grande que el toro. Los bueyes son castrados a edad temprana, por lo que no atraviesan los cambios hormonales que impiden a los toros crecer.

A pesar de sus extraordinarias proporciones Knickers no es el bovino más grande del mundo. El récord guiness lo tiene un buey de 2.267 kilos. Aunque quizás, y según el diagnóstico de los veterinarios, lo consiga algún día.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: